miércoles, 8 de febrero de 2017

“Haber jugado un Superclásico es algo que no se puede describir con palabras”

Por @Gonza_Rossi.
Lo dice Pablo Lavallén, DT de Atlético Tucumán. Además, nos cuenta dónde empezó a jugar, cómo llegó a River Plate y su paso por México, entre otros temas.
El ex lateral-volante, Pablo Lavallén, que actualmente dirige a Atlético Tucumán, se hizo un tiempo para dialogar con este medio.

  Con respecto a sus inicios en el fútbol, recordó: “Cuando era chico, jugaba en la vereda de mi casa, en el barrio de Las Cañitas, Palermo. Como en muchas ocasiones me salvaba de que me atropellara un auto, mi papa me anotó para realizara una prueba en River, club que me quedaba cerca. Fui, me vio el entrenador Zenón Ruiz, y quede”.
  En relación a lo que significaba disputar un Superclásico, Pablo dijo: “Haber tenido la oportunidad de estar presente en un Superclásico, fue algo que no se puede describir con palabras, solamente se puede sentir. Era una mezcla de emoción, nerviosismo, ansiedad, deseo…. No sé, un montón de sentimientos que no solo se viven cuando va a empezar el partido, sino que también comienzan desde la semana previa el partido. Creo que todo futbolista sueña con estar presente en un River- Boca”.
  También, comentó sobre su debut en Primera: “Debuté en Primera el cuatro de agosto de 1991, en la cancha de Huracán, en un partido contra San Lorenzo, por una Liguilla Pre Libertadores”.
 Por otro lado, Lavallén vistió la camiseta de Atlas de México. “Fui a Atlas al termino de la Copa Libertadores que gané con River, en 1996. El Millo contrata al Toto Berizzo, que jugaba en Atlas, y los mexicanos pidieron como parte de pago, a algún jugador joven, y como en esa época no estaba jugando con la continuidad que deseaba, me ofrecieron ir. Al comienzo, dudé un poco, pero después acepté. Sin dudas, creo que fue la decisión más importante que tomé en mi carrera, ya que tuve los mejores años en México”, analizó.  A su vez, agregó: “El fútbol mexicano es más táctico que el argentino. Además, los equipos trabajan mucho el funcionamiento colectivo, quizás porque la calidad individual del jugador mexicano no es como la del argentino, pero han progresado mucho en los últimos años”.
 
  Asimismo, jugó en Huracán de Parque Patricios y Huracán de Tres Arroyos. “Fueron pasos cortos. En Huracán sólo estuve seis meses. En cambio, en Tres Arroyos, un año. Creo que me costó mucho porque había estado seis años en México, y ya me había acostumbrado a otra clase de futbol. Cuando regrese a la Argentina, en el 2002, me encontré con una forma de jugar muy mezquina: muchos pelotazos, con equipos que arriesgan muy poco por ganar y mucho miedo por perder”, sostuvo.
  Por otra parte, el ex defensor se retiro de la práctica profesional en Platense. “Cuando me llamaron de Platense, hacia un año que había vuelto de México. Estaba prácticamente retirado, pero apareció el Calamar, y como quise retirarme en mi país, jugué seis meses y deje de jugar”, indicó.
  Para terminar, Pablo Lavallén remarcó que “hay muchos partidos que nunca olvidare, no podría elegir uno solo. Se me viene a la mente las finales ganadas con River, encuentros en los que marqué goles, cuando enfrenté a Maradona o Bebeto, o la final con Atlas, que perdimos por penales en el 99, entre otros pleitos”.

Fotos: T y C Sports.  Alchetron.
Fuente: Fútbol y Potrero.
Aclaración: Entrevista realizada el 9 de junio del 2012.
Otra nota que te puede interesar: goo.gl/5dcye8

No hay comentarios:

Publicar un comentario