domingo, 12 de febrero de 2017

El experimentado volante uruguayo, Jhony Galli, habló con este medio. A continuación, te dejamos lo más importante que dijo:
“Empecé a jugar a los cinco años, en mi pueblo natal Belén, perteneciente a Salto, en un equipo que se llama Cerrito”.
“Desde que tengo noción del fútbol, siempre me gustó como juega (Fernando) Gago, volante de Boca”.
“A Peñarol llegué a los 16 años, por intermedio del presidente del club donde jugaba, ya que fue quien habló para vaya a probarme. Después de haber estado tres días,  me dijeron que me iban a llamar. Luego de dos meses, Raül Moller, que por ese entonces ocupaba el cargo de coordinador del Manya, se comunicó conmigo”.
“Disputar un Clásico Uruguayo era lo que esperamos siempre. Ya cuando salían las fechas, lo primero que mirabas era cuando ibas a enfrentar a Nacional”.
“Debuté en el 2012, en Miramar Misiones, de la mano de Carlos Manta”.
“Ir Miramar surgió después de estar un semestre en la Primera de Peñarol, pero sin posibilidades de tener minutos en cancha. Por eso, cuando me llamaron para ir al conjunto cebra, no lo pensé”.
“El paso por Villa Teresa me sirvió mucho, porque agarre continuidad en Primera División, que era lo que me estaba faltando”.
“El arribo a Rampla Juniors fue a través de un llamado que recibí de un allegado al club, que había observado partidos míos. La idea me gustó, y como ya no tenía contrato con Villa Teresa, no tuve problemas en firmar para el conjunto rojiverde”.
“A Uruguay lo veo muy bien. Se viene manteniendo una línea de trabajo, algo que en una eliminatoria es muy importante. Espero que podamos clasificar sin problemas”.

Foto: Tenfield.

No hay comentarios:

Publicar un comentario