martes, 7 de febrero de 2017

El volante argentino, Mateo Bustos, actualmente en Brasil, dialogó con este medio. A continuación, te dejamos lo más importante que dijo:
 “Empecé a jugar en Almirante Brown de Malagueño, un club de mi pueblo, a los cinco años. Luego, pase a Barrio Parque. Después, me fui a Talleres. Más tarde, vestí la camiseta de Renato Cesarini y Belgrano. Soy un agradecido a los clubes que me abrieron las puertas”.
“Siempre admire a Riquelme”.
“Llegué a Racing de Córdoba gracias a Jorge Méndez, un representante, y a Luis Fasano, que fue quien me abrió las puertas luego de haber jugado en la Quinta División, perteneciente a la AFA, de Belgrano”.
“Debuté en Primera el 5 de diciembre del 2013, de la mano del Negro Ramos, ingresando desde el banco de suplentes. En cambio, de titular debuté el 28 de enero siguiente, gracias al Atilio Oyola”.
“Fue un paso muy importante en mi vida, haber jugado el Nacional B con Central Córdoba (Sgo. Del Estero). Nos propusimos salvar al equipo de la zona roja y por suerte, pudimos lograrlo. Además, jugué bastante y pude hacer un gol”.
“De Rampla Juniors, rescato el grupo y la experiencia de haber estado en la Primera División de otro país, donde el futbol es duro”.
“A Portuguesa vine a través de mis representantes, Lucio y Lucas Bernasconi. Mostraron mi material y luego el DT fue el dio el ok”.
“Estamos jugando el torneo Paulista A2, por eso, el objetivo es ascender”.
 “Lo que más deseo es que Racing se acomode, y vuelva a resurgir. Pero la gente que lo maneja lo hace mal”.
Foto: Facebook.


No hay comentarios:

Publicar un comentario