lunes, 13 de febrero de 2017

El joven arquero de Godoy Cruz de Mendoza, Bruno Flores, dialogó con este medio. A continuación, te dejamos lo más importante que dijo:
 “Empecé a jugar a los 12 años en Godoy Cruz, de defensor central. Luego, a los 14 me fui a Luzuriaga, donde comencé a atajar, porque mis padres no podían pagar la cuota del Tomba”.
“Soy un arquero de buena estatura, simple, que no le gusta complicarse. Pero, que si tiene tomar riesgos los toma. Además, tengo buenos reflejos, y me gusta apoyar al equipo en todo momento, desde debajo de los tres palos”.
“De chico, admiraba mucho a Abbondanzieri, un arquero con mucho historia, que estuvo mucho tiempo   de suplente y que cuando tuvo la oportunidad de mostrarse, lo hizo de la mejor manera, ganadose así la titularidad indiscutida”.
“Estando en Luzuriaga, enfrenté a Godoy Cruz. En ese partido, Miguel Gravano, DT de la Quinta División del Tomba de la Liga en su momento, me observó, ya que le habían hablando de mí. Anduve bien en ese partido, y eso generó que Daniel Oldrá me vaya a ver en otro encuentro, jugando para la Primera de la Liga. Ahí fue cuando el Gato decidió llevarme a Godoy Cruz, cuando recién cumplía 17 años”.
“Por suerte, tengo muy buena relación con los arqueros del plantel superior. Trato de mirarlos mucho, y aprender de sus consejos. Siempre tienen buena predisposición, para volcar sus experiencias en alguna pregunta que les hago. Además, recibo mucho apoyo de ellos cuando comento un error”.
“El objetivo principal, en este semestre, es salir de debajo de la tabla. Tenemos un plantel de grandes personales y jugadores. Estamos trabajando muy duro, y de la mejor manera, junto con Diego (entrenador), Guille (asistente) y Charly (Profe), quienes nos brindan toda su experiencia y confianza”.

Foto: Facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario