domingo, 30 de septiembre de 2018

“Las expectativas para este semestre, son las que tengo todos los años: darle la máxima cantidad de herramientas posibles a los chicos”


Por @Gonza_Rossi
Lo dice Pedro Verde, Director Técnico de la Sexta División de Estudiantes de La Plata. Además, nos cuenta dónde empezó a jugar, cómo llegó a Argentino de Quilmes y su paso por Verónica y Brandsen, entre otros temas.
En exclusivo para Abrazo de Gol, Pedro Verde, ex defensor y actualmente Director Técnico perteneciente a la Sexta División de Estudiantes de La Plata, se hizo un tiempo para dialogar con este medio.
  Con respecto a sus inicios en el fútbol, recordó: “Empecé a jugar en el club Tolosano, cuando tenía siete años. Luego, a los ocho, estando en Neuquén jugué para Independiente, donde se encontraba como arquero el Toto Hernando. Ya teniendo nueve años, vivimos en un pueblito perteneciente a La Pampa y jugaba para Matienzo.
  Posteriormente, en 1985 nos instalamos en la ciudad natal de mi papa, General Pico. Ahí, jugué y debuté en Primera teniendo 17 años, de la mano de Alfredo Frizenda”.
  Por otro lado, el primo de Sebastián Verón, sostuvo que “antes no era como ahora. Era imposible ver los partidos por televisión y destacar a algún jugador. En el Interior, pasaban cinco minutos de un partido de Estudiantes con suerte. Pese a eso, remarcaba a Diego Maradona. Luego, cuando pudimos seguir encuentros, me encantaba Paolo Maldini. Un crack”.
   También, Pedro jugó en Argentino de Quilmes. “A Argentino me llevó un Profe, Carlos Bianchi. Me vio jugando de cinco en un partido con amigos y consiguió una prueba. Posteriormente, cuando vi lo que jugaba el volante central de la Reserva le dije: Meteme de central o de tres y pude quedar en ese club”, señaló.
  Por otra parte, Verde estuvo Verónica. “Por ese entonces, en Verónica estaba Luis Colabianchi, un personaje que era intendente y DT a la vez (se ríe). En ese equipo, me trataron de maravillas, divinos todos: la gente de la institución, del pueblo. Tengo un recuerdo hermoso de allí. Hice una linda amistad con Ariel Quetlas”, señaló.
    Asimismo, jugó en Brandsen. “¿Qué puedo decir de mi paso por Brandsen? Estuve 19 años inolvidables. Forjé todas las amistades que tengo hoy en dio. Al principio, luchábamos para no descender. Después, con la colaboración de todos de apoco nos fuimos armando. Tuvimos grandes grupos de jugadores. Más tarde, en el 2006 subió una camada de chicos que se amoldaron bien con los grandes y arrancamos a obtener campeonatos. Viví todo ahí, como la inauguración de la cancha y la mutación naranja al rosa original”, contó.
   Conjuntamente, sobre su paso por Estrella de Berisso, indicó: “A Estrella fui por mi amigo Bonvicini. Le dije si arrancas el curso de técnico conmigo voy a la Cebra y así fue. Es un grande la Liga. Me quedó la espina de no campeonar. Teníamos un gran equipo y un Cuerpo Técnico de lujo”.
  “Siempre quise dirigir, ya que miraba mucho fútbol y analizaba todos los detalles de los partidos. Como DT, me considero muy intenso. Me gusta la agresividad y estar en la mayoría de los detalles”, le narró a Abrazo de Gol, cuando se le preguntó cuales características tiene como entrenador.
-¿Cómo se concretó tu arribo a Estudiantes?
Mi llegada a Estudiantes se dio en el 2008. Faltaba un administrativo en la parte de fútbol profesional y me seleccionaron a mí junto con Leo Mansilla. Junto con él, trabajábamos por la mañana en el Country, generando que viera por ocho años distintos Cuerpo Técnicos que pasaron y que trate de quedarme con las cosas que podía adaptar y obviar a las que nunca haría.
  Posteriormente, después de la ida de (Gabriel) Milito, quedaron vacantes los lugares de Vivas y Bonvicini. En ese tiempo, estaba dirigiendo Brandsen y fue Hernes (Desio) quien me llamó ofreciendome que me sume a la estructura de ellos y no lo dudé”.
  Por último, Pedro Verde cerró diciendo: “Las expectativas para este semestre, son las que tengo todos los años: darle la máxima cantidad de herramientas posibles a los chicos para formarlos como jugadores y personas y trasmitiéndoles los valores del club. En cuanto a lo personal, espero seguir creciendo como lo vengo haciendo como entrenador, además de continuar corrigiendo y mejorando cosas para dar lo mejor de uno”.

“Me considero un formador, con vocación ofensiva en el juego”


Por @Gonza_Rossi
Lo dice Guillermo Iribarren, DT en la Escuela de Fútbol perteneciente a Estudiantes de La Plata. Además, nos cuenta cómo le fue en San Martín (LH) y Villa Montoro y su llegada al Pincha.
  Guillermo Iribarren, Director Técnico que se encuentra en la Escuela de Fútbol Infantil de Estudiantes de La Plata, se hizo un tiempo para dialogar con este medio.
-¿Cómo surgió ser entrenador?
 Siempre estuve ligado al fútbol. Comencé a jugar cuando tenía siete años, en la categoría Infantil. Luego, por una lesión, decidí ser DT.
-¿Qué clase de Director sos?
Me considero un formador, con vocación ofensiva en el juego.
  Vale destacar, que Guillermo dirigió a San Martín de Los Hornos y Villa Montoro, equipos de renombre en la Liga Amateur Platense.
“En San Martin, la experiencia fue muy buena. Por ese entonces, encontramos un equipo que estaba por descender pero logramos salvarlo con un buen juego. En cambio, en Montoro la estadía fue un  poco menos satisfactoria. La Liga es un medio muy difícil de para trabajar, la mayoría de los clubes no tienen las condiciones mínimas para llevar a cabo diferencias tareas”, admitió.
  Con respecto a su llegada al Pincha, Iribarren indicó: “Después de haber estado muchos años en distintas escuelas de fútbol, el coordinador que se encontraba ese momento en el club, Carlos Bottegal, me vio trabajar y me dio la oportunidad. Hace casi diez años que estoy en Estudiantes”.
  Asimismo, sostuvo que “actualmente, soy el DT del grupo de chicos que tienen entre 14 y 15 años, los cuales están en la Escuela de Fútbol, además de colaborar con el grupo de 9 y 10 años”.
  Por último, Guillermo Iribarren cerró diciendo: “Ya queda poco para que finalice el año. La expectativa es terminar con el plan de trabajo que me propuse al inicio de este semestre”.

“De niño, crecí admirando a Alexis Sánchez. Siempre me he identificado con su juego”


Por @Gonza_Rossi
Lo dice Felipe Escobar Arévalo, delantero chileno, perteneciente a Colchagua. Además, nos cuenta dónde empezó a jugar, cómo llegó a Universidad Concepción y su paso por Malleco Unido, entre otros temas.
 “Tengo muchas expectativas para este semestre. A corto plazo, espero ser el goleador del torneo. Luego, aspiro a ganar la Liguilla del ascenso y subir con Colchagua a la Primera B de Chile”. Se lo dijo a este medio, Felipe Escobar Arévalo, delantero chileno que se encuentra actualmente en Colchagua.
  Por otro lado, recordó sus inicios en el fútbol: “Empecé a jugar de pequeño, en escuelas de fútbol de Angol. Ya profesionalmente, comencé en Universidad de Concepción, teniendo edad de cadetes”.
  Con respecto a las cualidades que tiene en la cancha, señaló: “Me considero un jugador hábil, encarador, con gol y buen manejo de ambos perfiles”.
  Además, Felipe sostuvo que  “de niño, crecí admirando a Alexis Sánchez. Siempre me he identificado con su juego”.
  En relación a su llegada a Universidad Concepción, Escobar Arevalo indicó: “Llegué a Concepción, luego de haber realizado una pruebas, las cuales las realice con unos amigos de Angol. Fuimos alrededor de diez, pero quedé solamente yo”.
  Sobre el debut en Primera, el atacante contó: “Mi primera experiencia en el profesionalismo, fue en el 2011, jugando para Universidad de Concepción y enfrentando a Colo Colo, partido ganado por tres a cero, teniendo como profe a Víctor Hugo Castañeda”.
  También, estuvo en Malleco Unido. “De mi paso por Malleco Unido, destaco las buenas campañas que se hicieron, además de haber salido goleador y dándole el triunfo y el ascenso en el último minuto contra San Cruz”, admitió.
  Por último, sobre el arribo a Colchagua narró: “Me llamó el DT Néstor Sanatta, quien ya me había visto jugar en Malleco. Fui de su gusto y me trajo a Colchagua”.
Foto: BioSports Biobio.

sábado, 29 de septiembre de 2018

“Uno siempre piensa y sueña en grande. Tenemos la esperanza de ir por el ascenso directo”


Por @Gonza_Rossi
Lo dice Iván Comino, arquero de Central Ballester. Además, nos cuenta dónde empezó a jugar, la admiración por Campaña y su paso por Boca Juniors y la Selección Sub 15.
El arquero de Central Ballester, Iván Comino, se hizo un tiempo para dialogar con este medio. Con respecto a sus comienzos en el fútbol, recordó: “Empecé a jugar estando en River Plate, en la edad que la categoría 96 comenzaba en cancha de once. Tuve una prueba y quedé”.
  Además, sostuvo que “hoy en día, admiro a (Martin) Campaña. Es un gran arquero, que siempre está cuando lo necesita el equipo. Igual, acostumbro a ver goleros de características similares a las mías”.
   En relación a las cualidades que tiene bajo los tres palos, Iván señaló: “Me considero un arquero veloz, que trata de anticiparse a la jugada y estar un paso adelante. Además, me gusta mucho jugar con los pies y estar adelantado, para luego estar atento para cortar pases filtrados como participar en el juego de tenencia de balón”.
  Sobre el debut en Primera, indicó: “Debuté en Primera de la mano de la dupla Luis Orquera y Mariano Hernández, en un partido muy lindo contra Puerto Nuevo. Me fue bien y ganamos uno a cero. Un lindo recuerdo”.
  Asimismo, el guardameta estuvo también en Boca Juniors. “Uno aprende muchísimo habiendo estado tantos años en los dos mejores clubes del país. Estoy contento de haber llegada a entrenar con la Primera, en varias ocasiones, y de ser tenido en cuenta en la Reserva, pese a siempre había arqueros del plantel superior que bajan a atajar y no tenia tanto lugar”, contó.
  Conjuntamente, atajó en la Selección Sub 15. “La Selección Sub 15, fue algo sorprenderte, tanto para mi familia como para mí. Pese a que estuve solo dos meses por causas que son ajenas a uno, los aproveche”, subrayó.
-¿Cómo se concretó el arribo a Central Ballester?
A Central llegué un poco de la mano de Sebastian Yabres, un gran amigo y ex goleador del equipo. Me comentó la posibilidad y luego de que me vieran, pude quedar.
  Por último, Iván Comino  cerró diciendo: “Uno siempre piensa y sueña en grande. Tenemos la esperanza de ir por el ascenso directo. Pero para eso, hay que trabajar y sabemos que vamos a necesitar del sacrificio del plantel completo para llegar a dar pelea hasta el último momento”.

Foto: NS

“La aspiración principal que tenemos a nivel grupal, es ascender”


Por @Gonza_Rossi
Lo dice John Campoverde, joven mediocampista de Fuerza Amarilla. Además, nos cuenta dónde empezó a jugar, cómo llegó a Deportivo Cuenca y su paso por Inter de Italia, entre otros temas.
El juvenil volante ecuatoriano, John Campoverde, actualmente en Fuerza Amarilla, se hizo un tiempo para dialogar con este medio. Con respecto a sus inicios en el fútbol, recordó:
“Comencé a jugar cuando tenía cinco años, en la escuela de fútbol perteneciente a Deportivo Cuenca, la cual era dirigida por Patricio Loja”.
  Además, sostuvo que “de pequeño, admiraba a Kaká. Sin embargo, ahora admiro más el juego de Kanté. Creo que mis gustos, han cambiado por el estilo de juego que he tenido en estos últimos años”.
  En relación a las cualidades que tiene dentro de la cancha, John señaló: “Juego de cinco. Me caracterizo por entregar pases limpios. A veces, me voy al ataque, ya que antes jugaba de enganche y me quedó aun el querer la pelota más adelante”.
  También, Campoverde jugó en Deportivo Cuenca.  “Fui siendo muy chico, a los cinco años, gracias a Cesar Bermeo, actual Director Técnico de deportivo de la escuela de fútbol, que habló con mi papi, Jorge Campoverde, luego de que vea en los interescolares, ya que yo siendo pre-kinder, jugaba con los chicos de la escuela que eran dos o hasta tres años más grandes. Posteriormente, empecé a entrenar con los que tenían seis, porque de niños de mi categoría no había”, indicó.
  Sobre el debut en  Primera, el mediocampista contó: “Debuté el 12  de diciembre del 2015, contra Muschuruna, de la mano de Alex Aguinaga”.
  Asimismo, estuvo en las Juveniles del Football Club Internazionale Milano. “De mi paso por el Inter, destaco el valor que la persona le da al fútbol. Ya que no es fácil estar lejos de la gente de uno y del país. En lo futbolístico, remarco el orden y la importancia que se le da a las inferiores, lo que te provoca que te sientas como un futbolista profesional desde muy temprana edad”, confesó.
  -¿Cómo se concretó el arribo a Fuerza Amarilla?
John García, gerente del club, se contactó conmigo. El mismo, está haciendo el curso de empresario y fue quien prácticamente armó el equipo para este año.
  Por último,  John Campoverde  cerró diciendo: “La aspiración principal que tenemos a nivel grupal, es ascender. Gracias a Dios, estamos cerca. Faltan once fechas y estamos en primer lugar. En cambio, en lo individual espero tratar de terminar el semestre de titular, algo que este año se me ha hecho muy difícil. He tenido compañeros de muy buen nivel y con experiencia, algo que en la Serie B de Ecuador es muy importante”.


“Argentinos está consolidando a muchos jugadores con un gran potencial, pese a que se fueron muy buenos futbolistas”


Por @Gonza_Rossi
Lo dice Fernando Batista, palabra autorizada en el Bicho. Además, nos cuenta dónde empezó a jugar, cómo llegó a La Paternal y su presente en Armenia, entre otros temas.
Sin dudas, decir el apellido Batista en Argentinos Juniors, es sinónimo de garra, esfuerzo y sacrificio. Desde Armenia, Fernando, uno de los hermanos Batista, se hizo un tiempo para dialogar con Abrazo de Gol. Pase y lea una historia con amor incondicional con el Bicho.
  Con respecto a sus comienzos en el fútbol, Fernando recordó: “Mis inicios fueron a los seis años, jugando para el club Parque. Luego, a los nueve ingresé a las Infantiles de Argentinos Juniors. Ahí, realicé todas las Divisiones Inferiores para después, en noviembre de 1988, debutar en Primera oficialmente, teniendo como entrenador a Niro Veiga”.
  Además, sostuvo que “de pequeño, por las cosas que hacían dentro de la cancha, admiraba a Hugo Gatti y a Felman, un delantero que estuvo en Boca Juniors”.
  En relación a su llegada a Argentinos, el ex volante sostuvo: “Mi papa, era amigo de una persona llamada Oscar Refojos, quien por ese entonces se encontraba como DT en el Bicho. Gracias a él, los tres hermanos fuimos al equipo de La Paternal”.
  También, opinó que “conozco al estadio de Argentinos, desde que se llamaba Boyacá y era de madera. Que actualmente se llame Diego Armando Maradona, es un orgullo para el club”.
  Por otra parte, Batista jugó en Tosu japonés. “De mi paso por Japón, remarco la experiencia que adquirí tanto en lo deportivo como en personal. Asimismo, por aquel entonces ese país se encontraba preparando para llevar a cabo el Mundial del 2002. Haber jugado en contra de Zico, Laudrup y Careca, fue algo increíble”, contó.
  Conjuntamente, estuvo en All Boys. “En Floresta estuve tres años. Formamos un equipo muy competitivo, el cual jugaba muy buen fútbol”, narró el ex San Lorenzo.
 Actualmente, se encuentra en Armenia, donde es coordinador de las Selecciones Juveniles y DT. “Mi llegada a Armenia, se concretó por intermedio de su manager, que conocí en el Mundial Sub 20 que se jugó en Corea, en el año 2017. Comenzamos a hablar, y  le comenté un poco mi pasión por formar juveniles. Quedamos en contacto, y cuando necesitaron un coordinador, me llamó y concretamos el arribo”, señaló.
-¿Con que futbol te encontraste?
Me encontré con un fútbol que tiene mucho para aprender y mejorar. En la Premier, hay muchos extranjeros y eso genera que no se le dé posibilidades a los juveniles, los cuales tienen dotes técnicos pero tiene que mejorar desde lo táctico, mental y la concentración.
 Por otra parte, analizó el presente de su querido Argentinos: “AAAJ está consolidando a muchos jugadores con un gran potencial, pese a que se fueron muy buenos futbolistas. Lo veo para hacer un buen torneo. Lo importante es que hay material para un futuro cercano. Hay que aprovechar eso”.
  Para cerrar, dijo que “para lo que resta de este año, pretendo seguir adquiriendo experiencia internacional. Jugar con potencias europeas, te enseña mucho. Además, anhelo seguir aprendiendo todos los días cosas nuevas de este lindo deporte”.
Fotos: Twitter/ Juveniles AAAJ.

miércoles, 26 de septiembre de 2018

“Estar presente en un clásico es único”


Por @Gonza_Rossi
Lo dice Matías Pesalaccia, arquero argentino que está atajando en Estados Unidos. Además, nos cuenta sobre su paso por Boca Juniors y la admiración que tiene por Iker Casillas, entre otros temas.
 “Mi ídolo siempre fue Iker Casillas”. Se lo confesó a este medio, Matías Pesalaccia, argentino que actualmente se encuentra en Liu Post Men's Soccer de Estados Unidos.
  Por otro lado, recordó sus inicios en el fútbol: “Empecé a jugar en el futsal de Boca, en el 2005. Tres años después, pase a cancha de once continuando todavía en el Xeneize”.
  Además, sostuvo que “trato de ser un arquero técnico, pensante y bueno en la toma de decisiones”.
  Con respecto a lo que significa disputar un Boca-River, Matías señaló: “Estar presente en un clásico es único. Es el partido que esperas todo el año. Las ganas y la adrenalina que genera ese partido, no se comparan con nada”.
  Vale remarcar, que Pesalaccia integró el plantel superior de Boca, el año pasado. “Creo que fue una experiencia muy linda. Aprendí muchas cosas, tanto dentro como fuera de la cancha. Asimismo, me tocó compartir plantel con muy buena gente. Lo disfruté mucho”, indicó.
   Sobre su llegada a Liu Post Men's Soccer, el golero contó: “Recibí la propuesta desde una agencia que se dedica a traer jugadores acá. Me interesó. Así que empezamos con todo el papeleo el año pasado, pero recién pude viajar este año”.
  Por último,  Matías Pesalaccia cerró diciendo: “La verdad, que actualmente me encuentro tranquilo, disfrutando mucho de lo que estoy viviendo. Para el resto del año, espero terminar de adaptarme y sumar la mayor cantidad de minutos posibles”.
 Foto: Camilo Alberto Almiron. 

“El estadio Gigante de Arrroyito, es impresionante. Es uno de los mejores del mundo, diría yo”


Por @Gonza_Rossi
Lo dice Matías Galvaliz, ex volante de Rosario Central. Además, nos cuenta dónde empezó a jugar, cómo llegó al Canalla y su presente en Honduras, entre otros temas.
 “El fútbol de Honduras es muy lindo. Hay clubes que se preparan muy bien, lo que genera que haya competencia”. Se lo dijo a este medio, Matías Galvaliz, volante argentino hoy jugando en Centroamérica.
  Por otra parte, recordó sus inicios en el fútbol: “Mis comienzos fueron antes de cumplir cuatro años, en un club de barrio, llamado Acindar. Luego, continué en las Infantiles de Deportivo Rosario”.
  Además, sostuvo que “siempre me gustó Juan Román Riquelme. En la actualidad, destaco a Lionel Messi”.
  Con respecto a su llegada a Rosario Central, Matías admitió: “A Rosario Central fui luego de un torneo de verano, en el cual jugando para Deportivo Rosario enfrentamos al mismo Canalla. Posteriormente, me propusieron empezar las Divisiones Inferiores ahí. Por eso, mas adelante mi tío me llevó a dicho club, cuando tenía diez años”.
  También, Galvaliz destacó que “el estadio Gigante de Arrroyito, es impresionante. Es uno de los mejores del mundo, diría yo”.
  En relación a lo que significa un clásico rosarino, el mediocampista indicó: “Desde las Juveniles, te enseñan a que los clásicos son los partidos más importantes de la temporada, y hay que disputarlos como tal”.
  Sobre el debut en Primera, contó: “Mi debut en Primera, fue en el 2012, de la mano de Juan Antonio Pizzi, quien confió en mí y me dio la posibilidad de cumplir mis sueños”.
  Asimismo, estuvo en Huracán de Comodoro Rivadavia. “Luego de no lograr el objetivo de ese año en Rosario Central, hubo cambio de Cuerpo Técnico y me comunicaron que no me iban a tener en cuenta. Necesitaba jugar, y fue Huracán el club que me abrió las puertas en ese momento”, subrayó.
  Conjuntamente, pasó por San Martín de Tucumán y Mitre de Santiago del Estero. “La verdad, que San Martín de Tucumán fue uno de los clubes más lindos donde estuve. Asimismo, el apoyo de la gente en la cancha es una locura. Y Mitre es una institución a la cual estoy muy agradecido. Pase un gran año en Santiago”, narró.
  -¿Cómo se concretó tu arribo a Honduras?
Después de un año lindo en Defensores de Villa Ramallo, tanto en lo personal como en deportivo, se concretó mi arribo a Montagua, por medio de un técnico que tuve.
  Por último, Matías Galvaliz cerró diciendo: Las expectativas para este semestre son, en lo personal adaptarnos lo antes posible al país, y en lo deportivo trabajar siempre de la mejor manera, para luego poder lograr un titulo con Motagua”.


“Mi meta es llegar a Primera División”


Por @Gonza_Rossi
Lo dice Israel Castillo Rafoso, mediocampista ofensivo que se encuentra jugando en Gibraltar. Además, nos cuenta sus inicios en el fútbol, la admiración por Zidane y su paso por Mons Calpe y FC Olympique, entre otros temas.
“Considerarme yo como soy, estaría mal visto por mi parte. Pero si tengo que decir algo, podría expresar que me considero un jugador al que le gusta tener la posesión, es rápido y tiene llegada”. Se lo confesó a este medio, Israel Castillo Rafoso, volante ofensivo de Europa Point FC de la Premier League Gibraltareña.
  Por otro lado, recordó sus inicios en el fútbol: “Mi carrera comenzó cuando tenía cuatro años, en el club Atlético Zabal. Pero tuve que esperar un año para ser fichado. En dicho equipo, realice todas las categorías hasta llegar a la etapa juvenil, que es lo máxima categoría que hay en esa institución. Posteriormente, pase a El Cortijillos y después llegué a Gibraltar”.
-¿A cuál futbolista admirabas de pequeño?
Como yo digo, a la clase y a la elegancia en persona: Zinedine Zidane.
-¿Cómo surgió ir a Glacis United?
 En aquel, acababa de marcharme del Juvenil para disputar un regional diferente, queriendo probar otras ligas. Gibraltar iba a entrar a la UEFA y su liga iba a subir de nivel, y como quería experimentar otra forma de juego, salió la chance de ir a Glacis y no lo hubo ninguna duda. Era lo que yo quería.
  Con respecto a su llegada a Lions Gibraltar, Israel admitió: “Fui a Lions porque en Glacis no estaba jugando mucho, debido a  mi juventud y a una liga totalmente nueva. Quizás llegué muy verde. El entrenador del Lions, habló conmigo y cuando se presentó la oportunidad, no lo dudé”.
  Sobre el debut en Primera, Castillo señaló: “Debuté en Primera, de la mano de Javi Sánchez, segundo entrenador en Gibraltar United, quien además es muy amigo mío. Él confió en mí, y me dio la oportunidad en el año 2011”.
  Conjuntamente, jugó en Mons Calpe y FC Olympique.  “De mi paso por esos clubes, remarco la madurez. Fueron dos años difíciles, pero esos momentos te ayudan a hacerte más fuerte y volver con más ganas”, indicó.
 -¿Cómo se concretó el arribo a Europa Point FC?
Ya desde el año pasado hubo conversaciones. Pero, en ese momento el proyecto de FC Boca me atrajo más y así fue que quedamos campeones. Este año, han profesionalizado mucho el equipo, me daban la responsabilidad y los galones que yo quería como ser el segundo capitán y hablar con el entrenador. Esa, fue la principal razón por la que me decante por este equipo. Asimismo, si tuviera que elegir de toda mi carrera a algún entrenador, sin duda, elegiría al actual. Cada día aprendo cosas nuevas y disfruto mucho con él.
  Por último, Israel Castillo Rafoso cerró diciendo: “Actualmente, tengo contrato hasta enero próximo, ya que firme 6 meses para ver si el proyecto iba o no. A comienzos del años próximo, revisaríamos el contrato, sí que es verdad que a partir de ese momento me siento con la madurez y la fuerza necesaria para jugar en Primera División. Esa, es la meta a la que voy a intentar llegar”.

lunes, 17 de septiembre de 2018

“Las expectativas siempre son seguir perfeccionandome y avanzando en lo que más pueda”


Por @Gonza_Rossi
Lo dice Martín Raimundo, ex Entrenador de Arqueros en el Pincha y actualmente en CEFARQ. Además, nos cuenta cómo surgió dicho rol, su llegada al conjunto platense y los objetivos que le gustaría cumplir en este semestre, entre otros temas.
En exclusivo para Abrazo de Gol Web, Martín Raimundo, ex Entrenador de Arqueros en Estudiantes de La Plata y hoy en dia en CEFARQ (Centro de Entrenamiento Formativo Para Arqueros), quien además aplicó sus conocimientos en Estados Unidos, se hizo un tiempo para dialogar con este medio.
-¿Cómo surgió ser Entrenador de Arqueros?
Ser EA era algo que siempre tuve en claro que quería hacer. Pero, como anteriormente no había clubes que desempeñaban esa función, empecé siendo Director Técnico. Luego, cuando uno de mis hijos decidió ser arquero, decidí acercarme al CEFARQ.
  A partir de ahí, comencé a tener una buena relación con Corti (Nta de Rje: Leandro Cortizo), quien después me dio la posibilidad de colaborar con él y su staff. Por suerte, esa colaboración aun continúa.
-¿Qué clase de EA sos?
Creo que el paso del tiempo y gracias a la ayuda de mis compañeros, me fui haciendo más perfeccionista y exigente. Entendemos que el arquero, el sábado tiene que evitar goles, pero pensar eso sería reducir el pensamiento al minino. Hay muchísimas cosas en el medio, por eso trato de ser exigente al 100 % y padre a la vez. Esa, es la vara a la que uno tiene apuntar: perfeccionar y formar buenas personas.
  Con respecto a su llegada a Estudiantes, Martín señaló: “Mi hermano, Diego, me había hecho el contacto con la gente de la escuelita de fútbol del Club, pero fue Corti quien me abrió las puertas en las Divisiones Inferiores, algo que siempre le voy a estar agradecido”.
-¿Con que club te encontraste, cuando llegaste al Country Club de City Bell?
Al ser hincha, había un montón de cosas que ya conocía, debido a que mi familia siempre estuvo ligada a distintos deportes, como fútbol, básquet y hockey. Para mí, Estudiantes es el mejor club del mundo. Es mi lugar. Gracias a Dios, se están haciendo las cosas muy bien, creo que en muchos aspectos, es una institución modelo.
  Por último, Raimundo cerro diciendo: “El fútbol es tan dinámico, que si te estancas, quedas atrás. Por eso, las expectativas siempre son seguir perfeccionadome y avanzando en lo que más pueda, siempre tratando de hacer el mejor trabajo posible, y que Estudiantes siga avanzando”.
 Foto: Diego Castro.

“Arsenal es un club importante, con historia”


Por @Gonza_Rossi
Lo dice Fabio Pereyra, defensor del conjunto de Sarandí. Además, nos cuenta dónde empezó a jugar, cómo llegó a la CAI y su paso por Independiente (Ch) y Deportivo San Jorge, entre otros temas.
“Mis expectativas para este semestre, son tratar de sumar minutos, estar presente en todos los partidos y aportar mi granito de arena para que Arsenal terminé realizando un buen semestre”. Se lo confesó a este medio, Fabio Pereyra, defensor de Arsenal de Sarandí.
  Con respecto a sus comienzos en el fútbol, recordó: “Como profesional, comencé en la CAI de Comodoro Rivadavia, en el año 2011. Pero, mis inicios fueron a los 8, estando en Ateneo de  Federal, perteneciente a la provincia de Entre Ríos, lugar de donde soy”.
  Además, sostuvo que “siempre admiré a mi hermano mayor, quien pasó por el fútbol de Perú jugando para el Cienciano, Universitario y Melgar. Luego, estuvo en Guatemala. Hoy, con 40 años, se encuentra retirado de la actividad profesional. Él, fue un espejo en mis comienzos”.
  En relación a su llegada a la Comisión de Actividades Infantiles, Fabio señaló: “La llegada a la CAI se dio por una prueba, la cual me la tomó el entrenador Juan Rossi”.
  Sobre al debut en Primera, Pereyra indicó: “Debuté en Primera estando en la Comisión de Actividades Infantiles, teniendo como DT a Roque Drago, que actualmente está dirigiendo Claypole y fue ayudante, por muchos años, del Flaco Vivaldo”.
  También, estuvo en Tiro Federal (R). “A Tiro fui mediante al Director Técnico que en ese tiempo estaba en el conjunto rosarino, Rolando Bertollini, que si bien nunca lo había tenido como entrenador, fui recomendado por sus colegas”, contó.
  Asimismo, jugó en Independiente de Chivilcoy y Deportivo San Jorge (T). “Lo que más destaco de mi paso por Independiente, es que es club muy ordenado, brindándote tranquilidad a la hora de trabajar tranquilo. Asimismo, ahí jugué con mi hermano. Por otra parte, San Jorge es una institución que aspira crecer, de una manera ordenada”, admitió.
-Por último, ¿cómo se concretó el arribo a Arsenal? 
Mi arribo a Arsenal, fue por intermedio del Chino Aquino, que lo tuve de técnico en San Jorge, actualmente Manager del equipo de Sarandí. El mismo, le habló al Huevo Rondina sobre mí y después me llamó. Sin dudarlo, tomé la decisión de venir a este club tan importante y con historia.

“Actualmente, destaco la labor de Nicolás Tagliafico”


Por @Gonza_Rossi
Lo dice Gian Ferrero, defensor/mediocampista de Atlético Rafaela. Además, nos cuenta dónde empezó a jugar, cómo llegó a La Crema y las características que tiene dentro de la cancha.
 “La expectativa principal para este semestre, es tener un buen año, ya sea en lo individual como en lo colectivo”. Se lo confesó a este medio Gian Ferrero, lateral/volante de Atlético Rafaela.
  Por otro lado, recordó sus inicios en el fútbol: “Empecé a jugar en CAYFA, un club perteneciente a mi pueblo, Alicia, provincia de Córdoba, cuando era muy chiquito”.
  Asimismo, Gian sostuvo que “me gustan varios jugadores que ocupan mi posición. Actualmente, destaco la labor de Nicolás Tagliafico”.
  En relación a las cualidades que tiene dentro de la cancha, Ferrero señaló: “Soy un futbolista que puede jugar tanto de lateral como de volante. Además, me agrada meter y defender todas las pelotas como si fueran la ultima. También, me gusta mucho llegar al arco rival”.
  Sobre su llegada a La Crema, indicó: “A Rafaela vine en el año 2010, después de que la gente de Atlético me vieran disputar un campeonato”.
  Por último, dijo que “en el 2016, debuté en Primera División, de la mano del Chocho Llop”.
 Foto: Camusso Castellanos.


“La expectativa principal para este semestre, es superar la campaña anterior, tanto en forma individual como colectiva”


Por @Gonza_Rossi
Lo dice Joel Reinoso, delantero de Argentino de Rosario. Además, nos cuenta dónde empezó a jugar, cómo llegó a Rosario Central, su paso por la Selección Juvenil Sub 15 y el arribo al Salaito, entre otros temas.
 “De pequeño, admiraba mucho a Ronaldo, el brasilero”. Se lo dijo a este medio, Joel Reinoso, delantero de Argentino de Rosario. Por otro lado, recordó sus inicios en el fútbol: “Empecé a jugar en un club de barrio, llamado La Salud, cuando tenía tres años de edad”.
  Sobre las cualidades dentro de la cancha, sostuvo: “Soy un jugador que puede ubicarse en todo el frente del ataque, además de ser fuerte y tener buena técnica”.
  También, Joel estuvo en Rosario Central. “Al Canalla fui luego de enfrentarlo en un torneo de baby, perteneciente a la Liga. En ese partido, jugando para ARDITY metí los tres goles en la victoria 3-1 contra el mismo Central. Ese día, hablaron con mi padre y le comentaron que sume al equipo rosarino. No lo dudé y fui, teniendo 9 años”, indicó.
  Asimismo, contó que “estar presente en un clásico, era algo único. Ese partido, se vivía muy intenso, mas siendo hincha de Rosario Central”.
  Conjuntamente, jugó en la Selección Nacional Sub 15. “De mi paso por el equipo nacional, me quedaron los recuerdos de los momentos que viví con los chicos que eran compañeros míos y hoy en día les está yendo muy bien, como a Seba Driussi y Emma Mammana. Fue una linda experiencia, la cual gracias a Dios la pude vivir”, admitió.
  Además, casi juega en el fútbol ecuatoriano. “Pese a que me quedó el sabor amargo de haber podido jugar por temas contractuales, lo que remarco de mi estadía en Ecuador es la ciudad y el afecto de la gente”, narró.
  -¿Cómo se concretó el arribo a Argentino de Rosario?
Mi llegada a Argentino se dio por medio del Profe Federico Fernández, quien se comunicó conmigo, comentandome el proyecto y el estilo de juego que proponían. Eso me hizo decidir estar en este club, y ser parte.
  Por último, Joel Reinoso cerró diciendo: “La expectativa principal para este semestre, es superar la campaña anterior, tanto en forma individual como colectiva. Creo que nos merecemos el tan ansiado ascenso, por el grupo que tenemos y las ganas que le metemos día  a día, a pesar de muchas adversidades”.





jueves, 13 de septiembre de 2018

“Estudiantes es una Institución modelo y en crecimiento constante, desde su estructura como en su formación”


Por @Gonza_Rossi

Lo dice Lucas Boris, Entrenador de Arqueros en el León platense. Además, nos cuenta sobre su carrera como golero, cómo llegó al conjunto albirrojo y las cualidades que tiene en dicho rol, entre otros temas.
Lucas Boris, Entrenador de Arqueros en Estudiantes de La Plata, se hizo un tiempo para dialogar con este medio. Con respecto a su trayectoria como golero, recordó: “Desde muy chiquito comencé a jugar al fútbol. A los cinco años, fui al club de mi barrio, Nueva Fuerza. Ahí, me probé en el arco, pese a que me querían poner de cinco (sonríe). Pero, como a mí me gustaba mucho revolcarme y divertirme, tomé la decisión de atajar.
  De apoco, me fui enamorando de ese puesto tan hermoso e ingrato a la vez. Con el paso del tiempo, participé en la Selección de Fútbol Infantil de La Plata, desde que comenzó mi categoría hasta que terminó (la 82).
  Ya más de grande, realicé inferiores en Racing Club de Avellaneda, pero después, por cuestiones económicas, tuve que dejar para poder trabajar y dar una mano en casa. Así que seguí jugando, pero en la Liga de local”.
-¿Cómo surgió ser Entrenador de Arqueros?
 Cuando se abrió en la ciudad de La Plata el Cefarq (Centro de Entrenamiento Formativo para Arqueros) comencé a ir allí para entrenar más en lo especifico del puesto, ya que para ese entonces estaba jugando en la Liga Chascomunense de Fútbol, para el Club Estrella de Jeppener de Brandsen, pero solo iba un día a la semana a entrenar por la distancia y los domingos cuando eran los partidos.
 En el Cefarq, comencé a dar mis primeros pasos como EA. Leandro Cortizo, que es Director y fundador del Cefarq que a su vez es el entrenador de arqueros de la Primera División de Estudiantes de La Plata y coordinador del área de arqueros de dicho club, me dio la posibilidad de empezar a ayudar a los profes del predio, entrenando a los más chiquitos y luego, a los más grandes. 
   Con el tiempo, empecé a ver el arco desde otro punto de vista, mucho más interesante. Le empecé a encontrar el por qué a cada movimiento del arquero y el fundamento a cada ejercicio, que antes quizás no le prestaba tanta atención, solo entrenaba.
   Fueron pasando los días y me interesaba cada vez éste roll. Me gustaba mucho entrenar a los chicos para poder darles ¨ herramientas ¨ para que resuelvan de la mejor manera posible en el juego. Por eso, empecé a buscar información, leer, ver vídeos, ir a capacitaciones y congresos.  Así, se inicio esta pasión que siento ahora, el de entrenador de arqueros.
-¿Qué clase de EA sos?
Uy! Nunca me habían preguntado eso... Creo que me podría definir como motivador y bastante meticuloso (sonríe).
  Pienso que la motivación en el roll de EA es un factor muy importante. No es gritar y arengar sin necesidad para que el arquero vuele de palo a palo. No sé si me explico. Trato de alentarlo a seguir al arquero, además de escucharlo, cuidarlo, contenerlo cuando no le salen las cosas y exigirle más cuando si le salen.
  Obviamente que la motivación en el ejercicio siempre está, pero siempre de la buena manera. En las edades formativas, siento que el EA tiene que estar muy presente ya que es un puesto muy difícil. Pasas de héroe a villano en un segundo. Pensá que se le hace cuesta arriba a un arquero profesional cuando comete un error, imaginate en estas edades cuando el chico además de llevar esa responsabilidad del gol o de una mala actuación, también tiene que lidiar muchas veces con los de afuera.
   También, me considero bastante meticuloso o detallista en lo que hago. Porque gracias a Dios, tuve y tengo la suerte de rodearme y capacitarme con el equipo de entrenadores de arqueros de Cortizo, tanto del Cefarq como de Estudiantes, y todos mantenemos la misma línea de trabajo: darle mucha importancia al detalle en la técnica de base del arquero, que para nosotros es lo que lo hará resolver de mejor manera y ser más eficaz en una situación de juego.
  Con respecto al arribo a Estudiantes, Lucas sostuvo:
“Al Pincha vine por medio de Leandro, a mediados del año 2016. Me preguntó si me gustaría integrarme a su equipo de trabajo en el área de arqueros del club para la estructura de infantiles, ya que le gustaba como trabajaba y como manejaba los entrenamientos con esas edades en el Cefarq. Imaginate mi alegría. Comenzaba a cumplir mi sueño, el de ser de entrenador de arqueros de Estudiantes de La Plata
-¿Con que club te encontraste?
Me encontré con una familia gigante. Hacia una semana que estaba en el club y parecía que estaba hace toda una vida. Un club con mucho sentido de pertenencia, que le inculcan los valores humanos a los chicos de una forma increíble. Estudiantes no solo se dedica a formar jugadores, sino también formar buenas personas para la vida. Con respecto al área de arqueros, un área muy bien organizada, con una misma línea de trabajo desde primera a infantiles. 
 Estudiantes, es una Institución modelo y en crecimiento constante, desde su estructura como en su formación.
  Por último, Boris cerró diciendo: “En lo personal, espero seguir capacitándome y actualizándome en esto que tanto me apasiona, ya que el fútbol moderno lo requiere constantemente. Luego, seguir dando lo mejor de mí en cada entrenamiento, para que los chicos se lleven siempre algo nuevo al finalizar el día. Ese, es un lindo desafío que me propuse al comenzar este año”.

miércoles, 12 de septiembre de 2018

“Me considero un futbolista rustico, aunque la magia está”




Por @Gonza_Rossi
Lo dice  Facundo Hoffmann, juvenil zaguero/lateral de Tigre. Además, nos cuenta dónde empezó a jugar, su admiración por Puyol y el paso por River Plate.
 “De acá a fin de año, espero seguir entrenando y ganarme un lugar en el equipo, para luego aportar mi granito de arena”. Se lo confesó a este medio, Facundo Hoffmann, joven defensor de Tigre.
  Por otro lado, recordó sus inicios en el fútbol: “Comencé a jugar en Sol de América, perteneciente a la localidad de San Vicente, provincia de Misiones, cuando tenía diez años, más o menos. Luego, a los doce, me vine para Buenos Aires para incorporarme a San Lorenzo de Almagro”.
  Además, sostuvo que “en su momento, me gustaba Puyol, por la entrega que tenia y lo profesional que era tanto dentro como fuera de la cancha”.
  En relación  las cualidades que tiene dentro de la cancha, Facundo señaló: “Juego de central y de lateral izquierdo. Asimismo, me considero rustico, pese a que a veces tengo un poco de magia (se ríe), dejo todo en el campo de juego y trato de guardarme nada”.
  También, Hoffmann estuvo en River Plate. “Mi paso por el Millo, fue hasta el momento, lo mejor para que me pasó. Ahí, aprendí mucho a jugar y qué hacer con o sin la pelota. Además, remarco la forma en la que se trabaja con los futbolistas, tanto para con el deporte como para los valores de persona”, contó.
  Sobre el arribo al Matador de Victoria, subrayó: “A Tigre vine casi cuando ya se estaba cerrando el libro de pases”. Y cerró diciendo: “Me encontré con un buen plantel, y con un sistema de juego diferente”.

“Me encontré con una institución que superó todas mis expectativas”


Por @Gonza_Rossi
Lo dice Sebastián Caballero, Entrenador de Arqueros en Estudiantes de La Plata. Además, nos cuenta cómo surgió ocupar dicho rol y su llegada al Pincha, además de las expectativas que quiere cumplir en este semestre.
  Sebastián Caballero, Entrenador de Arqueros en el club Estudiantes de La Plata, se hizo un tiempo para dialogar con este medio.
-¿Cómo surgió ser EA?
Ser Entrenador de Arqueros, fue algo que siempre tuve claro, desde hace mucho tiempo. Estando en las Divisiones Inferiores del Real Santander de Colombia, estaba como encargado del entrenamiento de arqueros pertenecientes a mi categoría, ya que no teníamos la suerte de tener un EA, la cual es una hermosa profesión.
  Posteriormente, cuando llegué a la Argentina, ingresé al Centro de Entrenamiento Formativo Para Arqueros (CEFARQ). Ahí, inicialmente comencé a entrenar como arquero y conocí a Leandro Cortizo, actual Entrenador de Arqueros de la Primera División de Estudiantes de La Plata y director/fundador de CEFARQ, quien junto al staff de dicho lugar vieron un perfil en mí para poder desempeñarme en el rol de entrenador. Esto, generó que no dudara y empezara mi carrera en el cargo que ocupo hoy en día.
  Por otro lado, sostuvo que “soy un EA que prioriza lo humano sobre lo deportivo. Me preocupo por formar deportistas, pero también por formar personas. Considero que un pilar fundamental de la formación deportiva, son los valores que atraviesan las relaciones con los demás y consigo mismo que poseen cada uno de los chicos que trabajo diariamente.
  Además, me considero un Entrenador de Arqueros exigente, que quiere siempre potenciar al máximo cada una de las capacidades individuales de los goleros. También, me considero un apasionado por lo que hago, lo que me lleva a siempre querer indagar y crecer mucho mas en mi formación, para luego poder brindar lo mejor de mí a quienes dirigió en los entrenamientos”.
-¿Cómo se concretó tu llegada a Estudiantes?
A Estudiantes vine por intermedio de Leandro Cortizo. Él, me presentó la oportunidad de ingresar inicialmente como ayudante de EA en las Infantiles del club de Lucas Boris. Sin pensarlo dos veces, le dije que sí.
  También, Sebastián señaló que “me encontré con una institución que superó todas mis expectativas, no solo desde lo deportivo, ya tenía claro que es un club de fútbol elite muy reconocido. Me sorprendí, cuando empecé a adentrarme en el día a día de los entrenamientos, en su fundamentación y propósito, además de la metodología de formar valores que posee Estudiantes, algo que no había visto en ningún otro club. Priorizar lo humano por sobre lo deportivo, y lo colectivo por sobre lo individual, son premisas que de una forma u otra, se ven reflejadas en cada una de las sesiones de entrenamientos.
  Es un honor formar parte del grupo de trabajo del club. Saber que aporto mi grano de arena desde el área de arqueros, para la formación de cada uno de las individuos/deportistas, me da una satisfacción muy grande”.
  Por último, Caballero cerró diciendo: “Las expectativas para lo que resta del año, son seguir creciendo cada vez más en lo personal, en mi formación y obviamente, en lo deportivo. También, espero mantener el nivel actual individual y potenciar al máximo cada uno de los arqueros que dirijo en los entrenamientos y dar el 100%. Asimismo,  A la gloria no se llega por un camino de rosas, es una frase que veo siempre cuando entro al vestuario del club, está escrita en una puerta, la cual me recuerda diariamente que los sacrificios no son en vano”.