martes, 28 de febrero de 2017

Por @Gonza_Rossi
En exclusiva, Abrazo de Gol dialogó con Hugo Magnani, Director Técnico de baby futbol en San Lorenzo de Almagro, y entrenador de las Infantiles de Camioneros.
No te pierdas lo que dijo:
-¿Cómo surgió ser cazatalentos?
Arranque como cazatalentos hace ya más de 20 años, en Quilmes, armando las categorías de futbol pertenecientes a cancha de siete. En esa época, no existía la figura de cazatalentos, pero nutria mis equipos con chicos que observaba en los poteros y en las distintas villas de la zona, a quienes los pasaba a buscar para entrenar y disputar los partidos de fines de semana. Luego, estando en cancha de once, se gerencia el fútbol en el Cervecero, quedando en mano de Exxel Group. Después de un año, quede armando el baby fútbol.
  Al año siguiente, el coordinador de infantiles, Christian Lovrincevich, se marcho a Argentinos Juniors y me propuso seguir mi carrera ahí. En el Semillero del Mundo, desarrolle la misma tarea, además de dirigir y armar categoría menores, hasta que surgió el llamado Proyecto Barcelona. Más tarde, Lovrincevich me dijo de seguir ese proyecto y fui a Rosario Central.
¿A cuales futbolistas de Primera tuviste la suerte de conocer gracias a esta profesión?

Tuve la suerte de conocer a varios jugadores, que hoy están en Primera. Como a Tomas Andrade, Gapar Iñiguez y Ezequiel Ham, Rodrigo Contreras, Mariano Bareiro, Victor Cuesta y Giovanni Lo Celso, entre otros.
-¿Qué clase de Director Técnico sos?
Me considero un técnico-formador. Disfruto mucho el armado de los planteles, la transformación del momento en que los niños dejan de correr detrás de un balón, para posicionarse en el rectángulo de juego, además de descubrir donde rinde mejor un jugador,y estudiar las características de cada uno. Es un trabajo a largo plazo, pero lo disfruto día a día.
-¿Que destacas de tu paso por San Lorenzo siendo DT en cancha de once?
De mi paso por San Lorenzo en cancha de once, destaco la gran cantidad de buenas personas que conocí; grandes dirigentes, que se desviven por el club. Además, remarco coordinadores y técnicos, como Alberto Fanesi, Fito Salinas, el Profe Weber, Victorio Coco, el Yaya Rosi, y  glorias como el Gringo Scotta, el Sapo Villar, Toti Veglio y Miguel Tojo, por nombrar algunos.
Es un club al que voy a estar eternamente agradecido, porque también me formó como profesional y en el cual mucha gente me valora y me quiere. Además, sus hinchas son únicos. Asimismo, el director de deportes, Mario Gallego, es una persona a la cual admiro y respeto, como así también a la sub comisión de escuela.
-¿Cómo se concreto el arribo a Camioneros?
Mi arribo a Camioneros se produjo en enero de 2015, gracias a  una propuesta que me hizo el gerente deportivo del club, Guillermo Calleri. Me pareció una propuesta muy interesante para un club joven, en constante crecimiento. Además, no sólo agradezco a Guillermo, sino también al presidente, Pablo Moyano, por permitirme trabajar con total libertad. Pude demostrar, a través de este corto tiempo, que  se puede armar un plantel, entrenar, formar jugadores y lograr buenos resultados. Estamos a la altura de clubes como Velez y River, pero sin tener la presión semanal de ganar.

Foto: Facebook.
El ex volante de Boca Juniors, Andrés Bogado, dialogó con este medio. A continuación, te dejamos lo más importante que dijo:
“Empecé a jugar a los cinco años, en el club Paraná, perteneciente a la provincia de Entre Ríos”.
“De pequeño, admiraba  a Diego Maradona”.
“Llegué a Boca a través de una prueba que me consiguió me viejo”.
“Era impresionante jugar en La Bombonera”.
“Disputar un Superclásico era algo inigualable”.
“Debuté en Primera el 4 de noviembre de 1994, de la mano de Menotti”.
“Ir a Atlético Tucumán surgió porque no tenía lugar en Boca, ya que el Xeneize tenía muchas figuras”.
“De mi paso por Aldosivi, destaco el club y la ciudad. Además, tuve la posibilidad de jugar una final con Belgrano de Córdoba para ascender con un grupo humilde, compuesto por grandes personas”.
“San Miguel es una linda institución, que lleva mucha gente”.
“A Boca lo veo bien, en este semestre. Me gusta como ataca, ya que llega al arco rival con mucha gente, pero eso genera que atrás se descuide y tenga problemas defensivos. Igual, me gusta que sea protagonista en todas las canchas, como tiene que ser el Xeneize”.

Foto: Imborrable Boca.
El delantero argentino, Alfredo Cano Benítez, que se encuentra actualmente en General Díaz de Paraguay, dialogó con este medio. A continuación, te dejamos lo más importante que dijo:
“Empecé a jugar en Ñandú González, una escuelita de fútbol perteneciente a mi ciudad. Después, me fui a Deportivo Vicov, donde debuté en la Primera de la liga local de El Dorado con 15 años”.
“Siempre me gustó Ariel Ortega, el Burrito. Tenía una gambeta terrible”.
“Llegué a Olimpo (BB) de la mano de mi representante, Epifanio Rojas. Estuve a prueba, hasta que el Director Técnico que se encontraba por ese entonces, Enzo Trossero, me dio el ok”.
“Debuté en Primera en el fútbol paraguayo, jugando para San Lorenzo, en la temporada 2002/03, teniendo como entrenador a Pedro González, más conocido como Peito”.
“Luego de rescindir en Olimpo, por las pocas chances que tenia, me llamaron de Sportivo El Dorado para formar parte de un proyecto con chicos del ambiente local. No me fue tan  mal”.
“De mi paso por San Luis FC destaco que pude salir campeón, y ascender a Primera”.
“En Guaraní Antonio Franco, tuve un paso breve, porque la dirigencia estaba atrasada en los sueldos, y por eso, era complicado”.
“El futbol de Paraguay, es más pausado. No como en Argentina, que mas dinámico”.
“A General Díaz vine luego de haber estado en Indonesia. Como necesitaban un delantero, hablaron conmigo. Llegamos a un acuerdo, y pude firmar acá, donde salí campeón, ascendimos a Primera, disputamos la Copa Sudamericana y nos mantenemos en la máxima categoría del fútbol paraguayo”.

Foto: ABC Color.

sábado, 25 de febrero de 2017

El arquero de Agropecuario, Germán Salort, dialogó con este medio. A continuación, te dejamos lo más importante que dijo:
“Empecé a jugar en Instituto de Córdoba, en el año 2000”.
“De pequeño, admiraba a Mauricio Caranta”.
“Estando en el colegio, cada vez que jugaba al fútbol enfrentaba a Silvio Romero. Un día, el delantero me dijo que fuera a probarme a La Gloria y quede”.
“Siempre era un partido diferente, disputar un Clásico Cordobés. Se vivía con muchas ganas, semanas antes a ese partido”.
“Ir a General Paz Juniors surgió luego que un compañero de Instituto, que estaba en el conjunto Albo se lesionara. Él mismo, fue el que me llamó para que lo vaya a reemplazar”.
“En Central Norte, aprendí muchísimo en los años que estuve ahí. Fue donde empecé a sentirme futbolista profesional dentro de una cancha; aprendí a jugar con estadios llenos”.
“A Agropecuario vine a través de mi representante, que conocía al DT que estaba en ese momento, y como estaba buscando un arquero, me dio el visto bueno”.

“Espero ascender al Nacional B. Creo que tenemos equipo para pelear el acenso”.
El delantero argentino, Juan Pablo Zarate, actualmente en Monagas de Venezuela, dialogó con este medio. A continuación, te dejamos lo más importante que dijo:
“Comencé a jugar en una liga de barrio, integrando un equipo que se llamaba Los Plátanos”.
“De chico, admiraba a Martin Palermo. Es más, lo tengo tatuado”.
“Llegué a Belgrano en el primer año en AFA, luego de haber jugado en Universitario”.
“Disputar un Clásico Cordobés era único y especial”.
“Debuté en Primera en el año 2009, gracias a Daniel Primo”.
“A Pachuca fui por el Profe Altieri, que me conocía de antes”.
“A Italiano fui muy joven. Me sirvió para crecer, ya que la Primera B Metro es durísima”.
“En Gimnasia y Tiro había un gran equipo. Realizamos un buen torneo. Madure y crecí, porque se encontraban muchos jugadores con experiencia”.
“A Monagas vine calculo por el destacado rendimiento que tuve (sonríe). Luis Nieto, un empresario venezolano, me trajo”.
“En este semestre, a Belgrano lo veo bien. Tiene jugadores muy interesantes, y es un club muy lindo, que crece día a día. Seguro que va a pelear los primeros puestos”.

Foto: Facebook.

“Las expectativas que tiene el club es pelear bien arriba y ascender”

Por @Gonza_Rossi
Lo dice el mediocampista de Juventud de Tirol, Lautaro Bouchet. Además, nos cuenta sus inicios en Colón de Santa Fe, el arribo a Atlético Paraná y cómo le fue en Chaco For Ever y Sarmiento de Resistencia, entre otros temas.

El volante de Juventud de Tirol (Chaco), Lautaro Bouchet, se hace un tiempo para dialogar con este medio. Con respecto a sus inicios en el fútbol, recordó: “Empecé a jugar en Atlético Rosario Del Tala, perteneciente a mi ciudad, Entre Ríos. Luego, a los catorce años, me fui a Colón de Santa Fe, donde realice todas las Divisiones Inferiores e integré el plantel superior, donde tuve como entrenador a Leonardo Astrada. Por desgracia, no pude debutar en Primera”.
  Además, comentó que “cuando era pequeño, me gustaba mucho ver a Ever Banega, pese a que soy hincha de San Lorenzo”.
  También, dijo cómo llego a Atlético Paraná: “A Paraná fui después de quedar libre en Colón. Realice una prueba, y al DT que estaba en aquel momento, le gustó mi forma de juego. Ahí, jugué el Federal C”.
  Asimismo, Lautaro jugó en Chaco For Ever. “Luego de haber logrado el ascenso, jugamos con Paraná el Federal B. Nos toco la Zona Norte. Mandiyu, For Ever, Guaraní y Sportivo Patria, integraron esa fase. Después de haber enfrentado a esos equipos, y haber tenido un buen torneo, me llamó el presidente de For Ever, diciendome que quería contar conmigo para el torneo”, señaló.
Por otro lado, Bouchet vistió la camiseta de Sarmiento de Resistencia y Ferrovario de Corrientes. “Luego ascender al Federal A con Chaco For Ever, el presidente del club me dijo que no me iba a tener en cuenta. A pocos días de eso, me llamaron de Sarmiento. Me gustó propuesta y accedí. Firmé por un año y medio. Una vez terminado mi contrato, me voy de vacaciones a mi casa, donde me dicen que había una posibilidad de Ferroviario para jugar el Federal B. Me agradó la idea, y me fui para Corrientes”, indicó.
  Sobre el arribo a Juventud de Tirol, sostuvo: “Me habló Alejandro Barbona, Director Técnico de Juventud de Tirol, a quien conocía de mi paso por Chaco For Ever. Me comentó las intenciones que tenía el club, y los compañeros que iba a tener, como a Cristian Tabaqui, Hugo Serravalle y Eric Villalva, ente otros”.
  Por último, Lautaro Bouchet apuesta a llegar lejos con el Tricolor.  “Las expectativas que tiene el club es pelear bien arriba, y cumplir el objetivo, que es ascender. La verdad, es un torneo muy duro, pero trataremos de dejar bien parado a Juventud”, admitió.

Foto: Superdeportivo.
El volante uruguayo, Cristian Malan, dialogó con este medio. A continuación, te dejamos lo más importante que dijo:
“Comencé jugando en el baby de un equipo de barrio, llamado Parquelandia”.
“Zinedine Zidane era el jugador que me más gustaba, ya que era muy técnico con la pelota”.
“A Sud América llegué a los 18 años, luego de haber hecho Divisiones Inferiores en Montevideo Wanderers. En el Naranja, debuté en Primera, gracias a Domingo el Bomba Cáceres”.
“Ir a Rocha surgió luego de subir a Primera División con Sud América. Venia de una lesión en una de las rodillas, y para agarrar ritmo, preferí ir a al Celeste por seis meses”.
“Mi paso por Plaza Colonia, fue muy lindo. Estuve dos años, donde en uno logramos el ascenso y en el siguiente, obtuvimos el campeonato Clausura, algo que en un principio era impensado para nosotros. Además, el grupo era excelente. Por otro lado, en Villa Española estuve seis meses, donde no se nos dieron los resultados. Igual, fue una linda experiencia. Todo sirve como aprendizaje”.
 “El arribo a Delfín Sport Club se concretó a fines de diciembre. Johan Wilson, me comentó que había una posibilidad de irme al exterior, precisamente de llegar al conjunto de Marta, Ecuador. Por suerte, pudimos llegar a un acuerdo y hoy en día puedo estar acá”.
“La verdad que Uruguay viene haciendo las cosas muy bien, desde hace un tiempo. El Seleccionado Sub 20, consiguió el Sudamericano y el pasaje al Mundial. Por otro lado, los chicos de la mayor en las eliminatorias están bien ubicados, y  se encuentran teniendo un nivel muy alto. Esperemos que sigan toda de esta manera, y vayamos a Rusia 2018”.
Foto: Youtube.

viernes, 24 de febrero de 2017

En exclusiva, este medio dialogó con Fernando Larroca, presidente del club Sportivo Samore FC, perteneciente a la localidad de Lugano. A continuación, te dejamos lo más importante que dijo:
 “Sportivo Samore nace de la idea de sacar a los pibes de la calle. En los alrededores del barrio, está lleno de clubes, y como Samore no tenía un club, decidí armar uno”.
“En el club, se practica fútbol infantil, en el cual pueden participar niños de siete a diez años. Luego, se encuentra el fútbol masculino, que lo ejercen los chicos que tienen once hasta la edad libre, que es la Primera División. Este año, sumamos el fútbol Senior, categoría integrada por mayores de 35 años, y el fútbol femenino. Esta disciplina, compite en Reserva y Primera”.
  “Las condiciones para integrar en el futbsal del club, e integrar la Liga BAFI, es contar con equipos que cuenten con planteles de Primera hasta la Octava División. Previamente, se tiene que abonar la inscripción, para luego pagar una cuota todos los meses”.
“Otro deporte que se ejerce en la institución es el patín, teniendo como profesora a Gabriela Tesoure, la cual da clase a jóvenes y adultos”.
“El fin que tenemos nosotros como club, es poder sacar un poco a los chicos de la calle y que se mantengan ocupados realizando algún deporte”.
“En Samore, una vez por mes, realizamos una jornada de vacunación y atención primaria, para que ningún chico quede sin atención medica”.

Foto: Facebook.

jueves, 23 de febrero de 2017

El arquero argentino, Sebastián Cuerdo, actualmente en Chile, dialogó con este medio. A continuación, te dejamos lo más importante que dijo:
“Empecé a jugar en Racing de Córdoba, en el año 2003”.
“De pequeño, Franco Costanzo era un espejo para mí”.
“Llegue a Racing luego de realizar algunas pruebas. Afortunadamente, después me dieron la posibilidad de ficharme. Así, comenzó me carrera”.
“En Primera debuté en el año 2005, gracias al entrenador Juan Ramos, jugando para Racing el Federal A. Luego, dispute mi primer partido en San Martín (T), teniendo a Pancho Ferraro como DT”.
“A Arsenal de Sarandí fui luego de mi paso por River Plate. Estando en el Millo, era época de primer contrato, pero no firme y me fui al equipo del Viaducto. Después de haber estado en observación en la pretemporada con el plantel superior, me ofrecieron el contrato”.
“De mi paso por San Martín tengo muy buenos recuerdos. Tuve continuidad y competí como profesional contra grandes jugadores, en una categoría muy pareja y forjadora. Posteriormente, vino la posibilidad de ir a Perú, para estar en León de Huanaco y en Sport Huancayo. Fueron experiencias enriquecedoras, las cuales me brindaron la posibilidad de tener roce internacional, ya que jugué dos Copa Libertadores”.
“A Cobresal vine luego de haber estado en Perú. El club necesitaba un arquero, dada la lesión del portero titular. Más tarde, por medio de un representante se gestó todo. Hubo acuerdo de las dos partes y firme”.
“Veo un  Racing con muchas chances de lograr el ansiado ascenso. Espero que esta vez se le dé, y resurja”.

Foto: Súper DT.
El volante José Loncón, actualmente en Chile, habló con este medio. Acá, te dejamos lo importante que dijo:
“Mis primeros pasos fueron en el futsal. Ahí, me vio Daniel el Gato Montecino y me llevó a la Comisión de Actividades Infantiles”.
“Al jugador que siempre admire y seguía siempre era a Juan Román Riquelme”.
“Mi debut en Primera fue contra Belgrano, en Córdoba, gracias a Montecino, al cual siempre le voy a estar agradecido”.
“Ir a Racing de Olavarría fui a través de un llamado de un dirigente del Chaira. Justo tenía el pase en mi poder y decidir ir a ese club, donde me fue muy bien: marqué 10 goles en el campeonato”.
“En Curicó pase buenos y malos momentos. Empecé jugando la Copa Chile y el torneo. Luego, supere una pubalgia y le marqué goles a Universidad Católica y Ñublense. En cambio, en Colegiales estuve un año y medio. En el primer semestre, realice un gran certamen, haciendo siete tantos. Posteriormente, jugué seis meses y rescindí el contrato, por decisión personal”.
“Mi llegada a Ñublense se dio por Pablo Abraham, DT que tuve en Curicó. Le agradezco mucho a el, porque me trajo en este mercado de pases chileno”.
“A la CAI la veo con mucho juveniles. Espero que en este semestre la vaya bien, ya que tiene buenos jugadores”.

Foto: Club Deportivo Ñublense.
El defensor argentino, Emiliano Pedreira, dialogó con este medio. A continuación, te dejamos lo más importante que dijo:
 “Empecé a jugar en la escuelita de fútbol de Marangoni, cuando tenía 8 años. Después, pase al fútbol 5 de Juventud de Saavedra, a los 12”.
 “De pequeño, admiraba mucho a Fernando Redondo”.
“A Los Barrios llegué después de estar dos años en el Racing de Santander. Me vio el técnico de los Barrios, que estaba en ese momento, y me llevó”.
“Debuté con Los Barrios, cuando estaba en Tercera División Española. El DT era Eduardo Vilches”.
 “De mi paso por Almería, me quedo con el buen grupo de amigos que se armó. De hecho, en la actualidad nos seguimos hablando, y el haber entrenado, a veces, con la Primera, en la cual estaban Pablo Piatti y Hernán Pellerano. Por otro lado, en Acassuso remarco los dos ascensos que peleamos. Además, es un club familiar, con muy buena gente. Asimismo, me dio la oportunidad de jugar cuando volví de España”.
 “A Ñublense llegué por medio de un representante, que me vio jugar en Acassuso. Me ofreció venir y por suerte, se dio”.
 “En la Primera B Metropolitana, hay roce. En cambio, acá, en la Primera “B” de Chile, es todo lo contrario”.
 “La verdad, mucho fútbol argentino no veo. Al único que sigo es Acassuso. Ojalá que en este campeonato le valla muy bien”.
Foto: Club Acasusso.

martes, 21 de febrero de 2017

“Libertad se encuentra para ganar el torneo local y pelear por la Copa Libertadores”

Por @Gonza_Rossi
Lo dice el volante argentino Marcelo Cañete, actualmente en el conjunto de Paraguay. Además, nos cuenta cómo llegó a Boca Juniros, su paso por Universidad Católica y el fútbol brasilero, entre otros temas.

El mediocampista argentino, Marcelo Cañete, se hace un tiempo para dialogar con este medio.
-¿Dónde y cuándo empezaste a jugar al fútbol?
Empecé en mi barrio, jugando para un club de baby futbol, que se llamaba Lomas de Lugano.
-¿A cuál/es futbolista/s admirabas de pequeño?
Admiraba mucho a Román (Riquelme) y a Zidane.
-¿Cómo llegaste a Boca Juniors?
A Boca llego por medio de Ramón Maddonni, que me vio jugar y me llevó a los 8 años de edad.
-¿Qué sentías al disputar un Superclásico y jugar en La Bombonera?
Enfrentar a River, me generaba mucha adrenalina y motivación, porque soy fanático de Boca. Por otro lado, haber jugado en La Bombonera fue el mayor sueño que pude haber cumplido. Estar en esa cancha, era algo que me daba mucho placer, satisfacción y sentimiento envuelto.
-¿Cuándo debutaste en Primera y de la mano de quien?
Debute en Primera División en el 2010, de la mano del Bichi Borghi.
Además, Marcelo vistió la camiseta de Universidad Católica. “Mi llegada al equipo cruzado, se dio luego de que no tuviera mucho lugar en Boca. Quería jugar para ganar experiencia. Justo apareció una propuesta de UC y acepte ir a Chile”, dijo”.
  Por otra parte, Cañete jugó en Sao Paulo y Sao Bernado, ambos equipos de Brasil. “De mi paso por Sao Paulo, destaco el compromiso de todos los que hacen parte del club, y del nivel futbolístico de los jugadores contratados. En cambio, en Sao Bernardo remarco la seriedad y sabiduría que se manejan, a pesar de su corta historia”, señaló.
  Actualmente, el mediocampista se encuentra en Libertad. “Venir a Paraguay de concretó a través de un empresario, Miguel Zelada, que me trajo la propuesta. A su vez, con el equipo aspiramos a ganar el torneo local y pelear por la Copa Libertadores”, subrayó.
  Por último, Marcelo Cañete manifestó que “Boca está pasando por una turbulencia, algo que es normal. No siempre estás bien, hay que muchas cosas que hace que Boca este pasando este momento: salidas de futbolistas, rendimientos individuales bajos y jugadores que llegan en un proceso de adaptación. Igual, creo que el Xeneize va ir creciendo nuevamente y como siempre, va a ser un equipo fuerte y difícil de vencer”.

Fotos: La Bombonera. Hoy.
El delantero Ezequiel Hazaña dialogó con este medio. A continuación, te dejamos lo más importante que dijo:
“Empecé a jugar en el club de mi ciudad, Social y Deportivo Garín, a los cuatro años”.
“Al jugador que admiraba de chico y al cual tengo como ídolo, es a Juan Román Riquelme. Para mí, fue el mejor que trató una pelota de fútbol”.
“Llegué a Tigre a los 14 años, donde estuve hasta los 20, y jugué hasta la Reserva.  Luego, tuve que dejar el fútbol, por una enfermedad. Eso, me mató la cabeza, porque me encontraba en un gran momento”.
“Después de haber dejado todo, me llamó un Director Técnico amigo, diciendome que iba a dirigir Fénix. Eso genero que me dieran ganas de volver a las canchas. En ese equipo, conseguí dos ascensos, de la Primera D a la C, y de la C a la B Metro”.
“De mi paso por Once Tigres de 9 de Julio, destaco más que nada, la linda campaña que realizamos, y al grupo. Deje muchos amigos ahí”.
“Defensores de Salto es una institución hermosa, donde me lleve la mejor imagen con la gente. Hicimos campañas buenas. La verdad que fue un paso lindo”.
“Ahora, me encuentro en Barracas de Colón, donde estoy cómodo”.
“Tigres es un club al cual quiero mucho, porque en ese club di mis primeros pasos como futbolista. Creo que Troglio es buen entrenador, y le puede dar mucho al Matador. Lo veo bien, más que nada porque les están dando importancia a las Divisiones Inferiores, generando que haya chicos en Primera, y eso le hace bien a Tigre. Creo que va a tener un buen año”.
Foto: Roció San Pedro.   

jueves, 16 de febrero de 2017

“Yupanqui está para cosas importantes”

Por @Gonza_Rossi
Lo dice Facundo Lomolino, uno de los refuerzos que tiene el Trapero. Además, nos cuenta sobre su paso por Independiente y cómo le fue en España y Central Español, entre otros temas.
Uno de los refuerzos que tiene Yupanqui, para afrontar esta temporada la Primera “D”, Facundo Lomolino, se hace un tiempo para dialogar con este medio.
-¿Dónde y cuándo empezaste a jugar al fútbol?
En cancha de once, empecé a jugar en el club Nueva Chicago, cuando tenía ocho años.  Paralelamente, jugaba en distintos equipos de baby fútbol, como en Brisas del Sur y Villa Unión.
-¿A cuál o cuáles futbolista/s admiraba/s de pequeño?
De chico, siempre miraba y admiraba a Zidane y a Redondo. Por las características que tengo, siempre me gustó verlos jugar. Al igual que Iniesta y Riquelme, son mis ídolos.
-¿Qué clase de futbolista sos?
Como futbolista, soy más pensante que rápido, por eso tengo más técnico que velocidad. Además, tengo buena pegada de larga distancia.
-¿Cómo llegaste a Independiente de Avellaneda?
A Independiente llegué a través de un técnico de baby, que me llevó a probar al Rojo y quedé. Estuve seis años.
-¿Cuáles eran las sensaciones que generaba enfrentar a Racing Club, estando en el Rojo?
Enfrentar a Racing siempre era un partido especial, por más que estábamos peleando o no el campeonato. En el club, nos inculcaban que había ganar o ganar el clásico. Cada vez que jugábamos ese encuentro, iba mucha gente a vernos, y hasta llevaban bombos. Encima de todo, soy hincha de Independiente, así que lo vivía como una final siempre.
  Además, Facundo estuvo un tiempo jugando en España. “Estando en España, aprendí muchas cosas y maduré en varios aspectos. En ese país, el fútbol es otra cosa. Los entrenamientos son distintos, ya que estabas todo el día con la pelota, intentando jugar como el Barcelona, algo que me gusta”, dijo.
  También, Lomolino vistió la camiseta de Centro Español. “Luego de haber estado en Europa, estuve un tiempo inactivo a causa de una lesión en una de mis rodillas. Centro Español, fue la institución que me abrió las puertas para volver a las canchas. También, aprendí a ver la otra cara de la moneda; me di cuenta que en la Primera D no es para cualquiera, porque hay un juego trabado, mucha maña, hay varias canchas que no están condiciones para jugar y mucho roce. Igual, a los equipos que proponen juego, les va bien. Por ejemplo, Deportivo Riestra y Sportivo Barracas. Por otro lado, en el Gallego debuté en Primera, en el año 2013, justo contra Yupanqui, el club donde me encuentro actualmente”, señaló.
-¿Cómo se concretó el arribo a Yupanqui?
A Yupanqui vine gracias al DT del Trapero, Martín Correa, quien me conocía de mi paso por Centro Español. Es un gran técnico, que apostó en mí.

  Por último, el volante aspira a realizar una gran campaña con el equipo de celeste. “Yupanqui está para cosas importantes. El objetivo es sacar la mayor cantidad de puntos, para pelear por el Reducido. Tuvimos varios partidos amistosos, en los cuales hicimos grandes encuentros con rivales de otras categorías. Hay plantel para dar pelea”, contó.
Foto: Solo Ascenso.

miércoles, 15 de febrero de 2017

El zaguero uruguayo, Nicolás Gómez, dialogó con este medio. A continuación, te dejamos lo más importante que dijo:
“Comencé a los 4 años, el baby fútbol en el Club Euskalerría”.
 “Soy un defensa guerrero”.
 “De pequeño, del medio local, al futbolista que admiraba era a Claudio Flores, ya que de niño me gustaba atajar. A nivel internacional, destacaba a Therry Henrry”.
 “Llegué a Danubio por intermedio del DT que tenía el club en ese momento, Álvaro El Chino López. Me vio en el baby fútbol, y me llevó”.
  “Debuté en Primera en el año 2014, jugando para Miramar Misiones, de la mano de Gonzalo De Los Santos”.
“A Boston River fui a través de un representante que tenia por ese entonces”.
“Estoy agradecido a Miramar Misiones y Cerro Largo. A Miramar, por darme la posibilidad de debutar en Primera, y a Cerro Largo por haberme recibido y enseñado, ya que cuando fui al equipo albiazul, era la primera vez que me tenía que ir de mi ciudad e instalarme allí lejos de mi familia”.
“A Uruguay lo muy bien, viene por un muy buen camino. Está haciendo una muy buena eliminatoria, y de todas las selecciones que hay en Sudamérica, creo que es la que más se mantiene en su nivel”.

Foto: Mariggiarot.

“Recalco el compromiso de los jugadores y del Cuerpo Técnico”

Por @Gonza_Rossi

El Recreólogo Gustavo Levine, uno de los ayudantes que tuvo Gerardo Salorio, Preparador Físico de la Selección Argentina Sub 20 en el Sudamericano llevado a cabo en Ecuador, se hace un tiempo para dialogar con este medio.
-Además de ser Recreólogo, sos Director Técnico. ¿Cuáles son tus características como entrenador? -¿Tenes tu propio estilo o seguís alguna ideología de un entrenador determinado?
Soy un entrenador que busca ser cercano a sus jugadores. Lo vincular, es algo de lo que me ocupa mucho, porque considero que es el primer paso para conseguir el mejor rendimiento individual y colectivo. Además, me ocupo de mejorar el juego y la táctica partido tras partido. También, no dejo de lado jamás los aspectos técnicos.
En cuanto al estilo, no copio modelos. Construyo mi estilo propio, sin dejar de observar los otros para sumar aportes a mi trabajo
-¿Cuál o cuáles son las funciones del Recreologo?
El Recreólogo se especializa en utilizar el juego como herramienta, para el logro de los objetivos. Su trabajo tiene una condición pedagógica, y en este aspecto, se coloca en un lugar muy diferente al "animador" o "entretenedor". En el Programa de Recreación que realizamos con equipos deportivos y puntualmente con el actual plantel de la Selección Juvenil Sub-20, el objetivo es generar y fortalecer los vínculos grupales. Es un equipo que prácticamente se formó como equipo en el Torneo Sudamericano, poniendo el acento en la formación del grupo para contribuir al logro del objetivo deportivo. Y la recreación contribuyó a ese logro.
-¿Cómo surgió ser colaborador del Profe Gerardo Salorio?
Gerardo fue mi Preparador Físico en la Cuarta división de Argentinos Juniors, en el año 1985, cuando me encontraba en el Club, y tenía como DT a José Pekerman. Con el tiempo, volví a encontarme con ellos, y coincidimos con Salorio en la importancia que tiene el acto de jugar durante los períodos de convivencia, en un grupo de futbolistas. Mi primer aporte con Gerardo fue en el Mundial Sub-20 de Argentina, en 2001.
Hice mi aporte al trabajo que desarrollaba Gerardo Salorio con el plantel, en varios torneos sudamericanos sub-20 y sub-17, incluso en mundiales sub-17 también.
Mi participación en los Mundiales Sub-20 fue creciendo. En Argentina 2001, solo le entregué una carpeta con ideas de juegos y actividades posibles de realizar.   
  Ya para Holanda2005, equipo que integraba Messi, el profesor me pidió que le armara un Programa de Recreación completo para todos los días de concentración durante el Mundial.  Para el Mundial de la Selección Mayor en Alemania 2006, realicé un programa de actividades más abarcativo: La convivencia previa y la concentración durante la Copa del Mundo, fueron los objetivos a trabajar desde mi condición de Recreólogo. Hasta aquí, ideaba el programa y las actividades, y Gerardo las ejecutaba con los planteles.
 Por otro lado, en noviembre de 2016, junto al Profesor Emiliano Weinstock, nos incorporamos al Cuerpo Técnico de la Selección Sub 20, y coordinados por Salorio, realizamos las actividades con el plantel en forma directa. El haber logrado la clasificación al Mundial de Corea habiendo trabajado en contacto directo con los jugadores y el cuerpo técnico,  transforma este torneo en mi favorito.
-Por último, ¿qué destacas de la clasificación que logro el equipo juvenil Sub 20 de este año?-¿Cómo lo ves de cara al Mundial de Corea del Sur?
Destaco el haber llegado al objetivo, que era lograr la clasificación al Mundial. También, remarco el proceso que nos llevó a ello. En tan solo 50 entrenamientos, pudimos conformar la fortaleza necesaria para afrontar la competencia. Asimismo, recalco el compromiso de los jugadores y del Cuerpo Técnico para hoy poder decir, con la cabeza bien alta: Argentina va a jugar el Mundial Sub-20 Corea del Sur 2017. Ademas, estoy muy agradecido a Claudio Ubeda y Fernando Batista, por haber aceptado nuestra incorporación al Cuerpo Técnico.

Fotos: Facebook.

“A Uruguay lo veo muy bien, encaminado para clasificarse al Mundial directamente, sin ningún problema”

Por @Gonza_Rossi
Lo afirma el arquero charrúa, Darío Silva, que actualmente se encuentra en Rampla Juniors. Además, nos cuenta dónde empezó a jugar, cómo llegó a Defensor Sporting y su paso por El Tanque Sisley, entre otros temas.
El arquero uruguayo, Darío Silva, se hace un tiempo para dialogar con este medio. Con respecto a sus inicios en el fútbol, recordó: “Empecé a jugar a los diez años, en el baby fútbol del club Alianza, un club de barrio, gracias a un vecino, llamado Aldi Costa, que me llevó”.
  Además, comentó que “es muy difícil describirse a uno mismo, me gusta que opinen los demás de mi. Soy un golero al que le agrada ordenar a sus compañeros todo el tiempo, dentro de la cancha, ya que de atrás se ve todo lo que sucede. También, me le gusta jugar con los pies, y tengo buena pegada, según dicen mis compañeros”.
  También, aclaro que de pequeño, “no era mucho de estar mirando a los goleros, pese a que me gustaba como atajaba José Luis Chilavert. En la actualidad, miro el juego de los pies. Por eso, remarco a Marcelo Barovero, Franco Armani y Keylor Navas”.
  Asimismo, sobre su llegada a Defensor Sporting, dijo: “Fui a Defensor luego de haber estado en la Selección de baby, y después de haberme ido a probar a River Plate de acá. Comencé en la escuelita, con el profesor Santos Romero. En el Violeta, estuve hasta la Primera. También, estando en ese club integré una Sub 17 nacional, y pude disputar una Libertadores Sub 20, la cual perdimos con River la final. Además, tuve la suerte de integrar la lista del plantel superior y estar en el banco contra Velez, cuando le ganamos 3 a 1.  Pase muchas cosas lindas en Defensor”.
  En relación a su debut en Primera División, el golero indicó: “Debuté en Primera hace tres años, en el Tanque Sisley, enfrentando a Danubio, partido que ganamos uno a cero, teniendo como técnico a Raúl Moller, quien estaba acompañado por Ricardo Moller, Javier Noble, como Preparador Físico, y Javier Menendez, de entrenador de arqueros”.
  Por otro lado, Darío atajó en El Tanque Sisley. “Lo que destaco de mi paso por El Tanque, fue que ahí debuté en Primera, y pude jugar en Primera, algo que nunca se me había pasado por la cabeza, y que pude vivir como futbolista, que es algo lindo”, señaló.
  En la actualidad, Silva se encuentra en Rampla Juniors. “Mi arribo a Rampla fue en un momento donde decidí que no iba a renovar con El Tanque, y quedar libre. Después, empecé a entrenar con los jugadores libres, donde dirigió Luciano Cafu Barbosa junto con el Profe Sanguinetti. Entrené una semana, y luego me llamaron de Rampla, diciendo que el DT que estaba en ese momento  necesitaba  otro arquero. No dude en arreglar y venir”, sostuvo.
  Por último, el uno aspira a que la Selección Celeste llegara al Mundial de Rusia 2018 sin problemas. “A Uruguay lo veo muy bien, encaminado para clasificarse directamente sin ningún problema, gracias al trabajo de un proceso que hay hace tiempo”, confesó.
Foto: Tenfield.


martes, 14 de febrero de 2017

El delantero Agustín Clarotti, dialogó con este medio. A continuación, te dejamos lo más importante que dijo:
“Empecé a jugar a los cinco años, en las escuelitas de mi pueblo , Margarita, Santa Fe”.
“Soy un delantero de potencia, que lucha, no da una pelota por perdida y siempre busca el gol”.

“El jugador que siempre admire fue a Batistuta”.
“A Barracas Central fui por el representante de un amigo, que en ese momento lo manejaba a él, y me dio una mano, Omar Crocitta”.
“Debuté en Primera en Huracán, en el año 2015, de la mano de Néstor Apuzzo, que dirigía al Globo, por ese entonces”.
“Ir a Rivadavia de Linconl surgió gracias a un representante que tenia por ese entonces. Fueron seis meses donde explote, y por suerte, me fue muy bien”.
“En Juventud Unida Universitario tuve un paso no tan bueno. No así en Huracán, donde me fue bien, pude hacer goles, que me sirvieron para poder seguir creciendo”.
“Lo de Fénix de Uruguay fue una prueba, nada más. El DT buscaba otro delantero, y bueno, no le convencí”.

Foto: Twitter de Huracán.
El futbolista uruguayo, Emanuel Cuello, dialogó con este medio. A continuación, te dejamos lo más importante que dijo:  
“Empecé a jugar a los cuatro años, en el club Las Flores. Después, pase a Zorzal, donde termine el baby fútbol”.
“Soy un jugador rápido, con buena dinámica y pegada”.
“De pequeño, admiraba a Roberto Carlos”.
“A Rampla Juniors llegué gracias a mi primo, que me llevó y quede con edad de Séptima División”.
“Tras un periodo de tiempo en Primera División, hoy hace un mes que llegué a Juventud de Las Piedras”.
“Espero que Uruguay puede ser un buen campeonato, tiene muy buenas figuras para realizarlo”.

Foto: Tenfield.

lunes, 13 de febrero de 2017

“Somos optimistas, confiamos mucho en este grupo de jugadores”

Por @Gonza_Rossi
Lo afirma Martín Cicotello, uno de los ayudantes de campo que tiene José Romero, DT de All Boys. Además, recuerda sus inicios en el fútbol, cómo le fue Italia y qué clase de entrenador es, entre otros temas.
Uno de los ayudantes que tiene José Romero, Director Técnico de All Boys, Martín Cicotello , se hace un tiempo para dialogar con este medio. Con respecto a sus inicios en el fútbol, recordó: “De muy chico, jugaba al básquet, un deporte que me apasiona, pero a los trece o catorce años, cuando entre al colegio Ateneo Inmaculada de Santa Fe, que participaba en la Liga Santafesina, me incline por el futbol”.
  Además, comentó que de chico, “me gustaba mucho como jugaba Enzo Francescoli. Fue uno de los mejores futbolistas que he visto. Otro que también destacaba, y me identificaba, era Batistuta. Un goleador fantástico. Como jugaba de delantero, miraba los jugadores de los cuales podía copiar algunas cosas e intentar llevarlas a cabo. Obvio que era imposible para mí, hacer lo que ellos hacían. También, me agradaba mucho mirar fútbol internacional, como el ingles e italiano. Robertino Baggio, Ruud van Nisterlooy, Francesco Totti y Sebastián Verón, era a los que seguía”.
  Por otro lado, Martin jugó en Unión de Santa Fe. “Llegué a Unión después de una prueba, y de la mano de Darío Kudelka, que en ese momento estaba a cargo de la Quinta y Sexta División de AFA del club. Había tenido buenos torneos en el equipo de mi colegio, y él me veo ahí. Me ficho en el Tate, donde estuvo unos cinco años, hasta cumplir los 21”, dijo.
  En relación a que lo generaba enfrentar a Colón (SF), Cicotello señaló: “Me tocó jugar algunos clásicos en Inferiores, pero el que más recuerdo fue uno que jugamos por la Liga Santafesina. En Santa Fe, aparte de las competencias de AFA, existe dicha Liga, la cual es muy competitiva. Una Vez, enfrentamos a Colón, en el estadio principal. Era un partido importante, porque estábamos peleando por el campeonato. Si bien perdimos, terminamos arriba de ellos, en la tabla de posiciones. Eso fue lo que más remarco,  je. Por otro lado, en Santa Fe se vive mucho la rivalidad con el Sabalero. No pude cumplir el sueño de jugar un clásico en Primera, pero me imagino que debe ser algo único”.
  Después, se marchó hacia Italia. “Cuando cumplí 21 años, quedé libre de Unión, Darío Kudelka, me dijo que no iba a tenerme en cuenta para hacerme contrato profesional. Fue un momento muy duro para mí. Pero, por suerte tuve la posibilidad de realizar un vieja a Italia con un representante de Rafaela, y allí pude conocer la realidad del Calcio y me di cuenta que quizás, en categorías de ascenso de ese país podía tener la chance de vivir del futbol. Fue así que luego volví a Argentina, para disputar el viejo Argentino B, en un club que se llama San Cristóbal de Santa Fe, mientras trasmitía mi ciudadanía. Cuando terminé de jugar ese torneo, Rubén Rossi, que había sido mi coordinador cuando estaba en Unión, me comentó que había una persona en Rosario que estaba armando un equipo para ir a disputar campeonato en Italia, y representar a un equipo de la región de Basilicata. Luego de haber realizado uno entrenamientos, quedé seleccionado para ir. En Italia estuve diez temporadas, en distintos clubes. Hoy, ese país es mi segunda casa”, indicó.
  Con respecto al debut en Primera, subrayó: “No pude debutar en Primera División de acá, Argentina. Si lo hice en Italia, jugando para Sporting Genzano, gracias a un entrenador que tenía como apellido Nole”.
  Posteriormente, se dedicó a la dirección técnica en el fútbol. “Mi último club fue ASD Corregese. A partir del año 2008, los clubes del ascenso empezaron a pagar un poco menos, y se vieron algunas dificultades que me hicieron replantear si convenía seguir o no tan lejos de mi familia. Fue así que en 2012 dije basta, y me volví. Deje de jugar a los 30, por decisión propia, porque comenzar a formarme para trabajar en el fútbol desde otro lugar. No estaba seguro si como entrenador o en algún otro rol. Pero sucedió que en el último club que jugué, el presidente me ofreció hacerme cargo de una categoría de la institución. Empecé a dirigir a los chicos, y algo me pasó. Dije esto me gusta. Así que, cuando regresé al país, me anoté para hacer el curso de entrenador en la Escuela de Técnico en River. Cuando estaba promediando el segundo año, comencé a trabajar en Deportivo Español. Allí, estuve dos años. En el 2014, recibí la llamada de Cristian Lovrincevich, que había sido mi profesor en River, ofreciendome ser ayudante en un equipo de Federal A de Tucumán. Fue una alegría trabajar con alguien que sabe tanto, y más aun que se haya fijado en mí, entre tantos alumnos. Trabajamos juntos en San Jorge, y en Central Norte de Salta. Fue muy valioso para mi, aprendí mucho”, admitió.
  Por otra parte, contó que “me considero un entrenador al que le gusta trabajar. Como futbolista, todo me costó mucho, pero me fascinaba entrenar. Creo que como DT soy igual. Me gustan los jugadores que están siempre dispuestos a brindarse al máximo en cada entrenamiento. Aspiro a facilitarle las cosas al futbolista, brindarle la mayor cantidad de herramientas posibles para que pueda resolver las situaciones del partido. No soy mucho de charlar prolongadamente con los jugadores, sino que me gusta que vivan las situaciones de juego en ejercicios de entrenamiento. Para ello, mi gran desafío está en conocer cada vez más del juego y así poder ayudarlos a jugar mejor. Lo que si tengo claro, es que el entrenador llega hasta un punto, luego es el futbolista es quien debe ejecutar y es el verdadero protagonista”.
  A su vez, confesó: “En cuanto al juego, aspiro a que los equipos con los cuales uno trabaja sepan entender el juego. En ofensiva, puedan dar un buen destino al balón y sepan doblegar al rival. Desde lo defensivo, deben cooperar para evitar ser superados. Para ambas cosas, el orden es fundamental. Entiendo el futbol como un deporte de cooperación y oposición. Hay que cooperar para oponerse a un rival, que a su vez coopera para oponerse a nosotros. Parece un juego de palabras, pero no lo es”.
  Por otra parte, sobre el arribo al Cuerpo Técnico de Pepe Romero, sostuvo: “Después de terminar el proceso con Cristian en Central Norte, volví a Buenos Aires y me surgió la posibilidad de ir a trabajar a Corea del Sur, para dirigir un equipo sub 15 y uno sub 23. Estuve allí 4 meses, siendo una experiencia muy linda. Si bien tuve posibilidades de quedarme, por cuestiones personales no se concretó. Al regresar, Cristian Lovrincevich volvió a convocarme, pero esta vez para hacerme cargo de dos categorías en el Club San Telmo, donde él estaba haciendo las veces de coordinador del Fútbol Juvenil. A mitad del 2016, se fue a Chile, donde no pudo incorporarme por cuestiones inherentes al club. En ese momento, el representante de Pepe Romero, Pascual Lezcano, a traves de su hermano, Tomas, me hizo llegar la posibilidad de formar parte del Cuerpo Técnico, porque Pepe necesitaba una persona más. Me reuní con él, a quien ya conocía, y empecé a trabajar. Siempre voy a estar agradecido de la posibilidad que me dieron, tanto Pepe como sus representantes y espero responder con trabajo y de la mejor manera”.
  Además, opinó del momento que está viviendo el equipo de Floresta: “All Boys atraviesa una etapa complicada de su historia. La crisis institucional que acarrea, por malas gestiones pasadas, hizo que el club hoy deba afrontar algunos problemas que tienen directa incidencia en lo deportivo. El sacrificio que llevan a cabo a diario los dirigentes, para hacer frente a estos problemas, es digno de elogio, pero la coyuntura tampoco da respiro a los clubes para que puedan superar las crisis. Ojalá puedan sacarlo adelante, ya que son gente comprometida con la institución”.
  Por último, Martin Cicotello apuntó: “En cuanto a lo futbolístico, creo que estamos creciendo. El semestre pasado, no pudimos lograr esa regularidad de rendimientos que se necesita para poder mantener un equilibrio de resultados. Por pasajes, hemos logrado un buen funcionamiento y por momentos no lo hemos hecho de la mejor manera. En esta preparación, lo que estamos buscando es justamente ser más equilibrados, que el equipo pueda dominar más los partidos y ser más protagonistas en las distintas fases del juego. Somos optimistas, confiamos mucho en este grupo de jugadores. Van a dar el máximo por dejar a All Boys lo más arriba posible”.

Fotos: All Boys Locura. Notiziario del Calcio.
El delantero brasilero, Wanderson Silveira, dialogó en exclusivo para este medio. A continuación, te dejamos lo más importante que dijo:
“Empecé a jugar a los seis años, en un equipo de mi barrio, Santana Do Livramento, llamado Parmalat”.
“De chico, me encantaba ver
a Ronaldo y a Ronaldinho Guacho. Es más, me gustaba ver vídeos de ellos, ya que te hacían disfrutar del buen fútbol”.
“A Liverpool fui luego de que viera en la Selección Sub de 18 de River, Gonzalo Mattos, delegado del equipo negriazul”.
“Debuté en Primera estando en Rocha, de la mano de Alfredo González”.
“Estando en la Tercera de Liverpool, y como no me iban a tener en cuenta, surgió la posibilidad de ir al Tanque Sisley.  Me gustó la idea, pese a que luego lamentablemente no tuve la chance de jugar”.
“A Rocha le estoy agradecido, porque me abrió las puertas para que haga mis primeras armas en Primera. Además, hice varios amigos, de cuales hoy en día me sigo hablando.  Por otro lado, en Rentistas me pude mostrar y jugar bastante, gracias a Julio Valerio y Karibito Morales. Asimismo, ahí salí campeón de la Segunda División”.
“Me recibieron muy bien en Cerrito. Pudimos ascender, logrando el objetivo. Le agradezco mucho a auriverde”.

Foto: Tenfield.
El joven arquero de Godoy Cruz de Mendoza, Bruno Flores, dialogó con este medio. A continuación, te dejamos lo más importante que dijo:
 “Empecé a jugar a los 12 años en Godoy Cruz, de defensor central. Luego, a los 14 me fui a Luzuriaga, donde comencé a atajar, porque mis padres no podían pagar la cuota del Tomba”.
“Soy un arquero de buena estatura, simple, que no le gusta complicarse. Pero, que si tiene tomar riesgos los toma. Además, tengo buenos reflejos, y me gusta apoyar al equipo en todo momento, desde debajo de los tres palos”.
“De chico, admiraba mucho a Abbondanzieri, un arquero con mucho historia, que estuvo mucho tiempo   de suplente y que cuando tuvo la oportunidad de mostrarse, lo hizo de la mejor manera, ganadose así la titularidad indiscutida”.
“Estando en Luzuriaga, enfrenté a Godoy Cruz. En ese partido, Miguel Gravano, DT de la Quinta División del Tomba de la Liga en su momento, me observó, ya que le habían hablando de mí. Anduve bien en ese partido, y eso generó que Daniel Oldrá me vaya a ver en otro encuentro, jugando para la Primera de la Liga. Ahí fue cuando el Gato decidió llevarme a Godoy Cruz, cuando recién cumplía 17 años”.
“Por suerte, tengo muy buena relación con los arqueros del plantel superior. Trato de mirarlos mucho, y aprender de sus consejos. Siempre tienen buena predisposición, para volcar sus experiencias en alguna pregunta que les hago. Además, recibo mucho apoyo de ellos cuando comento un error”.
“El objetivo principal, en este semestre, es salir de debajo de la tabla. Tenemos un plantel de grandes personales y jugadores. Estamos trabajando muy duro, y de la mejor manera, junto con Diego (entrenador), Guille (asistente) y Charly (Profe), quienes nos brindan toda su experiencia y confianza”.

Foto: Facebook.