viernes, 29 de junio de 2018

"Tengo la suerte de ser Preparador Físico en el club que soy hincha. Eso es algo fantástico"


Por @Gonza_Rossi
Lo dice Christian Dougherty, quien hace un tiempo se encarga de la preparación física en Estudiantes de La Plata. Además, nos cuenta sobre su llegada al Pincha, las formas que tiene de trabajo y los objetivos a cumplir.
-¿Cómo surgió ser Preparador Físico?
En mis últimos años de colegio secundario, me encontraba jugando en Argentino de Quilmes. En ese momento, jugar al fútbol era mi pasión. De hecho luego estuve en distintos clubes hasta los 29 años. Pero a su vez, era consciente de que no viviría profesionalmente de ello.
  Paralelamente, siempre me atrajo la preparación física y más aun cuando tuve como Profe a Diego Riberi en Argentino de Quilmes, y posteriormente al conocer al Tano Frezzini, en Villa San Carlos. Ambos, actuaron, sin saberlo, como espejos y ejemplos  a seguir, no solo profesionalmente, sino también como personas.
  El deseo de estar vinculado al fútbol de por vida, sumado al interés que despertaba en mi la preparación física y haber conocido a grandes profesionales, hicieron que a la hora de optar una carrera, no lo dudara. Así fue que me inscribí en la Universidad Nacional de La Plata para estudiar Educación Física.
  Por otro lado, sostuvo que “me considero un Profe cercano al jugador. Soy un convencido de la preparación integral del futbolista. Entiendo a la persona como un todo, y no concibo a la persona por un lado y al futbolista por el otro.
  Asimismo, creo en la visión global y sistémica. Intento siempre ser preparador físico para el fútbol, buscando que cada actividad posea un sentido específico para potenciar el rendimiento del deporte en cuestión”.
  En relación a su llegada a Estudiantes, Christian señaló: “Mi primer trabajo como Preparador Físico, después de haber estado en escuelas de fútbol, fue en el club Sport Club de Magdalena. Allí, fui Profe de la Primera durante cinco años. Durante ese tiempo, solíamos ir al Country a jugar amistosos. Una de esas veces, fuimos con cuatro equipos. La Primera, que jugó con la Cuarta del Pincha, la Reserva del Sport, la cual enfrentó a la Quinta, un combinado de juveniles mayores, quienes jugaron contra los suplentes de la Quinta y otro combinado contra la Sexta. Durante el transcurso de esa jornada, se acercó a charlar Leandro De Rose, quien en ese momento era el Coordinador del área física, y me consultó con que otros profes trabaja en Magdalena. Le respondí que era el único Profe en todo el club, lo que generó risas por la diferencias de realidades que había entre un club y el otro.
  Charlamos un largo rato, me pidió el número de mi teléfono y al tiempo me llamó, ofreciendome que me incorpore a Estudiantes.
Tengo la suerte de ser Preparador Físico en el club que soy hincha. Eso es algo fantástico”.
-¿Cómo se encontraba el club, en aquel momento?
En ese momento, el club estaba fantástico, como ahora. Se estaban dando los pasos importantes en cuanto a metodologías de entrenamiento, vinculo con la Fundación INECO, de Facundo Manes, implementación de las neurociencias en los entrenamientos, capacitaciones internas y demás.
  Nelson Vivas, cuando pasó de ser el DT de la Reserva a la Primera, causó una vinculación muy estrecha entre todas las estructuras del futbol del club, algo muy positivo.
  Asimismo, Dougherty indicó que al “recibir jugadores no solo de la Ciudad, sino también de la Provincia y del país, les contamos, mostramos y acompañamos a vivir con la cultura pincharrata, algo que es fundamental.
  Considero que la marca distintiva de este club, con respecto a los demás, es el amor por la camiseta que tienen los futbolistas que juegan aquí. Eso los lleva  entregar un plus en cada entrenamiento y partido, como así también en su vida.
  Conjuntamente, aquel que triunfo tiene ganas de terminar su carrera acá. Y el que no llegó a Primera, desea ser DT, Profe, médico o dirigente, para estar siempre del club”.
-¿Por último, cuales son las expectativas para este semestre?
Las expectativas para este semestre, son potenciar los valores humanos que poseen los jugadores, que disfruten cada día de entrenamiento, y que sea un placer de cada semana, además de que observen al sacrificio, al esfuerzo y la superación como objetivo permanentes. 
Ph: Cuna de Leones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario