lunes, 6 de marzo de 2017

“Espero que All Boys vuelva pronto a Primera”

Por @Gonza_Rossi
Lo dice el ex defensor del equipo de Floresta, Alan Rodríguez. También, nos cuenta sus inicios en el Proyecto Barcelona FC, su llegada a Huracán y el presente en España, entre otros temas.
El zaguero/lateral izquierdo argentino, Alan Rodríguez, actualmente en Gavà de España, se hace un tiempo para dialogar con este medio.

-¿Dónde y cuando empezaste a jugar al fútbol?
Los primeros pelotazos, fueron desde muy chico, jugando y divirtiéndome con mi papa en el potrero, en la calle, en el patio de casa. Era nuestra diversión, la misma que hoy tienen millones de chicos en Argentina y en todo el mundo.
Luego, hice infantiles en el club Independiente de Escobar y en Boca del Tigre, hasta pasar a formar parte del Proyecto Barcelona en Argentina. Dicho proyecto, constaba de 200 juveniles seleccionados por el club catalán como proyectos futbolísticos. Después de ser elegido, pase a formar parte de este proyecto y a entrenar en la masía del Barcelona en Argentina, que se encontraba en La Candela. A partir de ahí, comenzó el camino que elegí, persiguiendo sueños hasta el día de hoy.
-¿A cuál futbolista admirabas de chico?
Siempre admiré a Paolo Maldini  y a Sergio Ramos, dos de los mejores defensas que me han tocado ver jugar con mentalidad ganadora, temperamentales y mucha personalidad.                                         
-¿Qué clase de jugador sos?
 Me consideró un jugador con fortaleza física y mucha potencia en la marca, tanto en el uno contra uno como en el juego aéreo. Igual, prefiero no hablar de mí y dejar a los entrenadores y periodistas librar su opinión en función de lo que hago día a día.                    
-¿Como llegaste a All Boys?
En el año 2010, fui cedido por el Fútbol Club Barcelona en Argentina para integrar en ese entonces la Sexta División del Club Atlético All Boys. El coordinador de las inferiores era Ricardo Asad. Él fue el encargado de abrirme las puertas del club y de enseñarme que All Boys es más que un club, es una familia.
  Además, me hizo sentir siempre muy cómodo. Asimismo, confió y creyó en mí, junto a Gustavo Frutto y Héctor Capurro, a quienes les estaré siempre muy agradecido, al igual que a los entrenadores y preparadores físicos que continuaron y aportaron mucho en mi formación profesional y personal.                                                         
-¿Cuando debutaste en Primera y de la mano de quien?
 Debute en Primera un 8 de febrero del año 2015, de la mano de Gustavo Cisneros y Javier Berges. En una tarde muy especial para mi familia y para mí, me tocó debutar contra Los Andes. Fue uno de esos momentos que me marcaron para siempre, y que un futbolista no se olvida nunca más. Tener la posibilidad y la suerte de debutar en Primera es algo muy hermoso y hay que saber disfrutarlo.
-¿Cómo surgió ir a Huracán?
 Néstor apuzzo, coordinador de las inferiores de Huracán, que tiene llegada con el primer equipó y a su vez dirigía la Reserva, es una persona a la cual conozco mucho, ya que trabajo durante años en el Proyectó Barcelona y de ahí entablamos muy buena relación. Una tarde, nos contactamos y me contó que estaba armando un proyecto interesante en El Globo, que quería contar conmigo, y me preguntó  si me interesaba la propuesta. En esa semana, me reuní en La Quemita y arreglamos todo muy rápido.                                                                
-¿Que destacas de tu paso por Fénix?
Mi paso por ese club fue muy lindo. Prácticamente, viví mi infancia en Escobar y en Pilar, entonces jugar en Fénix era como estar en mi segunda casa. Fue una experiencia muy buena y positiva. Además, es un club al que quiero mucho, y llevo conmigo hermosos recuerdos. En lo futbolístico, me dio la posibilidad de mostrarme,  jugar y poder proyectarme en esta profesión.
-¿Cómo se concretó el arribo a Club de Fútbol Gavà?
 Un grupo empresario se interesó en mí y nos mantuvimos en contacto. Poco tiempo después, tuve ofertas para seguir mi carrera en el exterior y así lo hice. Al llegar a España, firme en Reus Deportiu, equipo que milita en la liga de adelante, pero no pude sumar minutos por problemas burocráticos en la entrega de mi documentación comunitaria. Al cabo de seis meses, me llegó una propuesta para ficharme en el CF Gava, club que me brindó la oportunidad de continuar mi carrera en Europa.                                                 
-¿Encontraste diferencias entre el futbol argentino y el español?
Existen diferencias tanto en lo futbolístico como en el folclore de las hinchadas, como lo llamamos nosotros. El color, la intensidad y la pasión con la que se experimenta en los estadios de Argentina es única. Con respecto a lo futbolístico, no se hace tanto hincapié en la individualidad o el juego directo, sino que se concentran más en el juego de equipo, la posesión de balón y el pase a un compañero.  Siempre es prioridad jugar, en cambio en Argentina, hay un fútbol donde se explotan las individualidades, es intenso, aguerrido y muy físico.                         
-¿Cómo ves a All Boys, en este semestre?
Creo que luego de un arranque de torneo muy duro y difícil, el equipo futbolísticamente fue de menor a mayor, y está encontrando su mejor versión. Tiene grandes jugadores. Este semestre es de mucha importancia, sabiendo que está en juego el promedio. Esperemos que las cosas salgan de la mejor manera y que All Boys no solo logre la permanencia, sino que pueda volver pronto a Primera, que es donde tiene que estar y de donde nunca se tendría que haber ido.

Fotos: Gava Oficial. Facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario