martes, 7 de marzo de 2017

El arquero boliviano, Dennis Cartagena, pasó por este medio. A continuación, te dejamos lo más importante que dijo:
“Empecé a jugar de muy pequeño. Mi papa,  fue el que nos inculco el fútbol tanto a mí como a mis hermanos.  Siempre nos llevaba a entrenar a algún parque. Él fue el que logró que yo, a los ocho años, me incorpore a las infantiles del club Wilstermann. El estudio, como así el fútbol, era cotidiano en mi niñez”.
“No admiraba solo a un arquero, de chico, ya que para mí, todos los que pateaban la pelota y sudaban la camiseta eran mis favoritos”.
“Debute en Primera después de superar una lesión en uno de los Talón de Aquiles,  la cual me hizo estar parado ocho meses. Cuando ya tenía la oportunidad de ir como arquero suplente a la final para ascender, me lesione.
Luego, realice la rehabilitación, y volví a entrenar con el equipo de la B del club. Ahí, los entrenadores vieron mi progreso y me dijeron que me presente a los entrenamientos del plantel superior. Posteriormente de dos semanas, me dieron el visto bueno para ser el segundo arquero. Posteriormente, hice mi debut en la Primera Ronda de la Copa Center”.
“Fui a Real Potosí gracias a unos grandes amigos que tengo, Mauro Zanotti y su esposa, quienes se enteraron meses antes que estaba esperando familia y al poco tiempo, luego de que abriera una bacante en el conjunto lila, ellos hablaron con gente llegada al club y me facilitaron conectarme con el presidente de ese entonces. Después de pasar un periodo de prueba, estuve alrededor de medio año en Potosí”.

Foto: Soy Aviador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario