lunes, 2 de enero de 2017

El arquero de Gimnasia y Tiro de Salta, Esteban Dei Rossi, dialogó con este medio. A continuación, te dejamos lo más importante dijo:
 “Empecé a jugar en Villa Dolores, Córdoba, mi ciudad, de chico.  A los quince años, me fui a Talleres. Ya los 18, estando en Quinta División, comencé a entrenar con Primera”.
“Al arquero que siempre miraba de chico, era a José Luis Chilavert, quien todavía es mi ídolo. Además, cuando estaba en Talleres miraba mucho a Cuenca, ya que compartía plantel con el”.
 “Los clásicos cordobeses era muy lindos, era hermoso jugarlos y mas ganarlos. Se viven muy apasionados”.
“De la mano de Baley llegué a Talleres”.
“En el 2001 debuté en Primera, contra Velez, de la mano de Mario Zanabria”.
“Lo de ir a Racing (C) surgió luego de quedar libre en Talleres. Por ese entonces, estaba Pepe Celiz en La Academia y me llamó”.
“En Unión (C) estuve cuatro meses y me trataron muy bien”.
“En Juventud Antoniana me sentí muy cómodo; siempre me brindaron lo mejor. En lo deportivo, me fue muy bien. Es gran club”.
“No me sorprende el presente de Atlético Tucumán. Fue de menor a mayor, con dirigentes serios. Además, los ascensos le sirvieron para el club sea lo que es ahora. Párrafo aparte a los hinchas, que son únicos e incondicionales. También, hoy se habla del Decano por su hinchada”.
“A Gimnasia y Tiro llegué de la mano de Luis Rueda. Es un club hermoso, tranquilo y con mucha historia. Ojala podamos logramos darle un ascenso, porque se lo merece, y además, sería algo muy bueno para Salta”.

Foto: La Gaceta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario