jueves, 5 de enero de 2017

“Sería un sueño llegar al Mundial de Rusia 2018”

Por @Gonza_Rossi
Lo dice Claudio Campos, integrante del Cuerpo Técnico de Gustavo Quinteros, entrenador de la Selección de Ecuador. Además, nos cuenta dónde empezó a jugar, cómo llegó a San Lorenzo y su paso por San Miguel y México, entre otros temas.

  Claudio Campos, Asistente Coordinador de Gustavo Quinteros, entrenador de la Selección de Ecuador, se hace un tiempo para dialogar con este medio.
-¿Donde y cuando empezaste a jugar al fútbol?
Comencé a jugar en Esquel, mi ciudad natal, en un equipo de barrio, llamado Once Corazones. Luego, tuve un año en Club Belgrano, porque mis compañeros de escuela jugaban ahí. Después, realicé todas mis infantiles en San Martín, donde también jugó mi viejo y del cual soy hincha. Debute en Primera con 15 años en torneo local.
-¿A qué futbolista admirabas de chico?
Miraba mucho a Van Basten, ya que yo jugaba en su posición.
-¿Como llegaste a San Lorenzo de Almagro?
Un ex jugador del Club que vivía en Esquel, me contacto con otra persona y esta me llevó a una prueba. Como anécdota de esa práctica, recuerdo que jugué solo 8 minutos al final y no toque la pelota, pero me eligieron entre cientos de chicos. Más tarde, solo quedamos cuatro.
-¿Que se sentía enfrentar a Huracán?
Desde chico sentís la presión y lo que significa jugar contra el clásico rival. Me preparaba de la misma manera, pero daba un plus por jugar un partido diferente. En general me fue bien, casi siempre ganamos.
-¿Cuando debutaste en Primera y de la mano de quien?
Fui al banco en el Nuevo Gasómetro, en un partido amistoso contra Banfield con Veira de DT, pero no entre. Luego, pase a préstamo a El Porvenir y Baby Cortez me puso frente a Sarmiento de Junín. Ese, fue mi primer partido profesional
-¿Cómo surgió ir a El Porvenir?
Recuerdo que un día me encontraba durmiendo la siesta y me llamaron de Presidencia de San Lorenzo. Miele quería hablar conmigo. Acudí un poco intrigado al estadio y me encontré con otras personas que estaban en la reunión, entre ellas, se encontraba el presidente de El Porvenir. Me comunicaron de la posibilidad para que tenga roce en Primera “B”, y que tendría más oportunidades que en San Lorenzo. Acepté, y al otro día ya estaba entrenando en Gerli.
-¿Que destacas de tu paso por San Miguel y Deportivo Toluca?
Fue un gran año para mí en San Miguel: Jugué el Nacional “B” e hice muchos goles, maduré como jugador y encontré un grupo humano espectacular, aparte de que era un equipazo. De esa experiencia, surgieron las posibilidades de ir a Europa y México. Llegar al Toluca fue un cambio grande, a pesar que venía de una negociación un tanto complicada que no se dio por desacuerdos con los dueños de mi pase, que eran Ruggeri y Giusti con el Rayo Vallecano de Madrid, donde estuve unos meses. En Toluca aprendí mucho, trabaje a la par de Saturnino Cardozo, Cristante, Abundis, Fabián Estay, del cual soy amigo y coincidimos después en América de Cali. México está adelantado en muchos aspectos, grata experiencia.
-¿Cómo se concreto el arribo a Técnico Universitario (Ecuador)?
Al final de mi carrera volvía de jugar en The Stronges, del que tuve que salir por muchos problemas, y un amigo me dijo, se abre el libro de pases faltando 8 fechas y queremos ascender.
-¿Como llegaste a ser Coordinador de la Selección Ecuatoriana?-¿Cómo ves a Ecuador de cara a Rusia 2018?
Por cuestiones familiares, me radique en Guayaquil cuando decidí no jugar más como profesional. Y a los pocos meses apareció un proyecto de River Plate de Argentina, el  abriría una escuela de fútbol, que luego creció y se hizo un club que comenzó en Segunda y hoy ya está en Primera. Estuve prácticamente ligado desde el inicio, y trabaje durante 8 años como coordinador de inferiores, DT de Inferiores, asistente de Primera y Director deportivo. Hace un poco más de un año, apareció la oportunidad de sumarme al Cuerpo Técnico de la Selección Ecuatoriana, para trabajar en la coordinación, por sugerencia de Gustavo Quinteros, el entrenador de la Tri. 
  Por otro lado, estamos en la eliminatoria más pareja de la historia, esta todo apretado y sabemos que dependemos de estar muy concentrados en cada partido. La ilusión está intacta y vamos a luchar hasta el final porque tenemos con qué. Sería un sueño llegar a Rusia.

Fotos: Conmebol.  Twitter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario