sábado, 17 de junio de 2017

“Estoy tratando de dejar la mejor imagen. No solo como jugador, sino también como compañero”

Por @Gonza_Rossi
Lo dice el defensor de General Belgrano, Sebastián De Luca. Además, nos cuenta dónde empezó a jugar, cómo llegó a Argentino de Merlo y su paso por Victoriano de Arenas y Atlético Chicoana, entre otros temas.
El defensor Sebastián De Luca, se hizo un tiempo para dialogar con este medio. Con respecto a sus inicios en el fútbol, dijo: “Comencé en San Martín de Burzaco, en una categoría mayor, la 1989. Luego, me fui a Brown de Adrogué. Posteriormente, complete las Divisiones Inferiores en Talleres de Escalada”.
  Por otro lado, recordó que de chico, al ser hincha de Racing, “siempre miraba a los ex delanteros Chelo Delgado, Piojo López y Milito, mis ídolos, que a los defensores, ya que todo niño sueña con hacer goles, no con evitarlos. Después, por cuestiones futbolísticas, terminé en la cueva” (sonríe).
  Además, Sebastián jugó en Argentino de Merlo. “A Argentino de Merlo llegué gracias a Miguel Copola, amigo intimo de la familia. Luego, él habló con DT que se encontraba en ese turno, me fui a probar y quedé”, admitió.
  En relación a su debut en Primera, De Luca señaló: “Llegué a Primera, cuando estaba en Talleres, gracias a Osvaldo Ruggero, como entrenador, Germán Sassone, como Ayudante de Campo y Daniel Vicentin, como Profe”.
  Por otra parte, vistió la camiseta de Victoriano de Arenas y Atlético Chicoana. “La verdad, que en Victoriano encontré un grupo donde éramos muchos juveniles con mucha hambre de gloria. De hecho, pudimos clasificar al Reducido, después de ocho años que el club no podía entrar. Posteriormente, me perdí disputar esa instancia, por una enfermedad muy grande, la que me dejó afuera de las canchas un año. En cambio, Chicoana es una institución muy humilde, que me prometió una cosa pero no pudo llegar a cumplirla. Se aprende de todo. Fue duro estar lejos de casa, sólo y sin nada”, analizó.
 Asimismo, sobre el arribo a General Belgrano, señaló: “A General vine luego de haberlo enfrentarlo, jugando para Pueyrredon. Cuando se quedaron sin el primer central, preguntaron por mí. Alan García, a quien lo tuve como compañero, les pasó mi numero a los dirigentes del equipo Azulgrana”.
  Por último, Sebastián De Luca sostuvo que ahora “estoy tratando de dejar la mejor imagen. No solo como jugador, si no también como compañero”.

Foto: Facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario