miércoles, 14 de junio de 2017

“Admiro a Christian Gómez”

Por @Gonza_rossi
Lo dice el delantero de Nueva Chicago, Matías Bazán. Además, nos cuenta dónde empezó a jugar, las cualidades que tiene dentro de la cancha y su llegada al Torito de Mataderos, entre otros temas.
El juvenil delantero de Nueva Chicago, Matías Bazán, se hizo un tiempo para dialogar con este medio.
-¿Dónde y cuándo empezaste a jugar al fútbol?
Comencé a jugar a los cuatro años, en la cancha de siete perteneciente a Pico Futbol Club, de La Pampa.
-¿Qué clase de futbolista sos?
Soy un futbolista con una personalidad fuerte, pero tengo perfil bajo. Eso hace, que en la cancha pueda ayudar y orientar tanto a mis compañeros como a mí. De esa forma, desde mi posición de 9 puedo ver cómo se arma el equipo. Si no tengo un ángulo claro para terminar la jugada, busco el compañero mejor parado que pueda definirla, o en su defecto, devolverme la pelota limpia para poder definir.
-¿A cuál jugador admirabas de chico?
 De chico, admiraba a Hernán Crespo. Ya de más grande y con un amor por mi club, es obvio que admiraba y admiro a Christian Gómez. Sobre todo porque él, a los 40 años, tuvo la misma lesión que yo, con 18. Imaginate la motivación de Gomito, que se recuperó antes que yo. Es inexplicable lo que genera verlo. Es un anhelo poder compartir cinco minutos en cancha antes de su retiro.  Por mi posición, a quien remarco es a otro nueve chicaguense, Ariel Nahuelpan. No solo como jugador, sino también como persona, ya que ha colaborado en silencio con el fútbol amateur, y eso lo valoro muchísimo.
-¿Cómo llegaste a Nueva Chicago?
Cuando me mudé a Buenos Aires, un amigo del colegio, Alan Galante, que era arquero en Chicago, me llevó a probar al club. Estoy en esta institución desde que tengo nueve años, y tuve la suerte de poder compartir plantel con él hasta la Sexta División, cuando nos abandonó. Hoy, uno de los que me acompañan desde el cielo.
-¿Qué opinas de la campaña que realizó tu equipo, en este semestre?
Este semestre, entrené con la Cuarta División y Reserva, así que tendré que analizar ambos torneos, dejando de lado que entreno de lunes a lunes (se ríe). En Cuarta, arrancamos con los entrenamientos en el mes de enero, pero recién el campeonato arrancó en el mes mayo y van cinco fechas, de las cuales una tuvimos jornada libre. Desarrollamos un rendimiento bastante bueno, más si tenemos en cuenta que con algunos compañeros subimos y bajamos desde Reserva, por lo que a veces perdemos unos entrenamientos. Somos un gran grupo muy unido. Además, tenemos un muy buen entrenador, que junto a su Cuerpo Técnico, realizaron e hicieron todo para revertir una racha bastante mala que pasamos en el 2016. Por suerte, todo ese esfuerzo se ve tanto en los partidos como en la tabla de posiciones.
   En Reserva, arranqué este verano, entrenando únicamente y recién los últimos 3 partidos del torneo, de solo 14 fechas, fui al banco. En la última fecha, logre el tan ansiado debut, postergado desde mi lesión, en 2015. Ese día, fue maravilloso. Asimismo, tengo grandes compañeros, que me apoyaron en cada entrenamiento, y un gran Cuerpo Técnico que me logró poner físicamente a punto, trabajando tanto los días de entrenamiento como fuera el ultimo. En la tabla de posiciones, no se pudo ver reflejado esos resultados, no porque seamos malos, sino porque es un trabajo de formación de plantel, en el cual se pudo ver recién el gran trabajo las últimas fechas. En el próximo torneo, vamos por la gran hazaña.

Foto: Facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario