martes, 9 de mayo de 2017

El defensor de Everton, Matías Ortiz, pasó por Abrazo de Gol. A continuación, te dejamos lo más importante que dijo:
“Empecé a jugar en la provincia de Mendoza, cuando tenía siete años, vistiendo la camiseta de Independiente Rivadavia”.
“Siempre fui y sigo siendo, fanático de Maradona”.
“Me considero un jugador aguerrido y de mucha entrega”.
“A Gimnasia (LP) fui con edad de Sexta División. Me probé y quedé. Por suerte, al tiempo pudo venir todo mi familia a la Ciudad”.
“Disputar un clásico platense era algo hermoso, por toda la previa. Esperabas ese partido todo el año. Los días antes de ese encuentro y ese juego, lo vivías de otra manera”.
“Nunca sentí una carga por mi apellido. Donde estuve siempre trate de que respeten por quién soy yo, y no por ser el hijo de”.
“Estando en Villa San Carlos, viví una experiencia inolvidable, a pesar de que no participe en muchos partidos. Haber concretado un ascenso, fue algo hermoso, me sentí parte”.
“Haber regresado a Mendoza, me ayudó para crecer y saber lo que es estar lejos de tu familia”.
“A Everton llegué por el ex presidente del Decano, Gonzalo Uranga, quien le dijo a mi viejo si no quería venirme a probar”.
 “Este semestre, en el Federal, vamos a intentar clasificar, algo que nunca se pudo hasta ahora. Siempre con nuestra humildad y limitaciones, vamos a tratar de dar pelea, ya sea en el torneo del Interior como en la Liga local”.

Foto: Rocio San Pedro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario