jueves, 14 de septiembre de 2017

“De pequeño, miraba a David Beckham”

Por @Gonza_Rossi
Lo dice Cristian Portilla, mediocampista español de San Francisco Deltas FC. Además, nos cuenta dónde empezó a jugar, cómo llegó a Racing(S) y su paso por Grecia, Hungría e Indonesia, entre otros temas.
“Las expectativas para este semestre, son claras y todos estamos convencidos de ellas: Entrar en los playoff y ganar el campeonato. Estamos realizando una gran temporada, llevamos muchas jornadas en segundo lugar y pelearemos por todo hasta el final”. Se lo afirmó a este medio, Cristian Portilla, volante español perteneciente a San Francisco Deltas FC, Estados Unidos.
 Por otro lado, recordó sus comienzos en el fútbol: “Comencé a jugar los cinco años, en el CD Tropezón, donde estuve dos temporadas. Después, pasé a jugar a Bansander un año, para luego recalar en Racing de Santander. Ahí, jugué una década e integré el plantel de Primera División”.
-¿A cuál futbolista admirabas de chico?
De pequeño, miraba a David Bechkam.
-¿Cómo llegaste a Racing(Santander)?
- Llegué a los 9 o 10 años. En ese club, jugué en sus equipos inferiores hasta mi debut en Primera.
-¿Cuándo debutaste en Primera y de la mano de quien?
Debuté el 27 de Octubre de 2005, con 17 años. Por aquel entonces, tenía como entrenador a Manolo Preciado, a quien le debo muchísimo como jugador pero aun mas como persona. Me hizo crecer a pasos agigantados. A los pocos años, él me volvió a fichar para el Sporting de Gijón.
 Además, Cristian jugó en Racing Ferrol. “La primera mitad de la temporada, no disfruté de muchos minutos en el Racing de Santander por lo que decidí salir cedido a Ferrol, perteneciente a la Segunda División, para jugar y acabar bien el semestre”, admitió.
-¿Qué destacas de tu paso por Ponferradina y Real Sporting de Gijón?
Ambos clubes, son equipos muy especiales para mi, ya las dos ciudades y dos aficiones me trataron genial y las que tengo mucho cariño. Fueron grandes años, porque disfruté mucho jugando y personalmente fueron buenas temporadas. Cada vez que puedo, voy a visitar El Toralín y El Molinón.
- Estuviste un tiempo en Grecia, ¿encontraste diferencias entre el futbol griego y la Liga?  Son ligas distintas, empezando por el ambiente que hay en las gradas. Futbolísticamente hablando, es el campeonato griego muy competitiva, compuesto por grandes equipos. Viví y jugué grandes derbis como eran el Aris-Paok y Aris –Olympiakos. Asimismo, las de aficiones son muy exigentes, y a mí me encantaba esa presión, aunque a veces era demasiada. Igual, eso es el encanto de la liga Griega.
 Por otro lado, Portilla estuvo en Hungría e Indonesia. “Hungría es un país especial para mí. Jugué para el Budapest Honved, un grande e histórico y disfruté mucho estar en dicho club. Es un gran club al que sigo cada semana. Además, mi familia y yo nos quedamos enamorados de Budapest. En cambio, mi paso por Indonesia fue breve ya que la liga se canceló por problemas con el gobierno. Pero el tiempo que estuve allí, sirvió para conocer un nuevo futbol y una cultura muy distinta a la nuestra. La liga la he seguido y llenan todos los estadios y viven mucho el futbol. En los tres meses que estuve, me llevé grandes amigos”, señaló.
 Por último, ¿cómo se concretó el arribo a SF Deltas FC de la NASL?
Lo arreglamos todo rápido, porque ambas partes estábamos de acuerdo en mi fichaje. Yo estaba jugando en España, pero me encantaba la idea de venir a EEUU a jugar a una gran liga como la NASL.

Ph: Contrameta. Plus Futbol. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario